Por @Alvy — 21 de Abril de 2012

En este curioso vídeo que Brusspup ha colgado en YouTube puede ver el efecto producido por las cámaras de vídeo al grabar a una velocidad de cuadros determinada una escena perfectamente «sincronizada».

El asunto está en hacer pasar el agua por delante del altavoz a través de un tubito, generar entonces una onda de sonido de 24 hertzios que pueda impulsar un poco las gotas y a la vez configurar la cámara de vídeo para que grabe a 24 fotogramas por segundo. ¿El resultado? El agua parece «mágicamente» detenerse en el aire, al estar perfectamente sincronizada con la captura de imágenes.

Al modificar las ondas y en vez de usar 24 usar 23 o 25 el agua parece moverse hacia adelante a hacia atrás (¡el efecto es buenísimo) El montaje es un poco como el efecto estroboscópico de toda la vida, que hace parecer estáticas las ruedas de coches y bicicletas mientras giran. También es el mismo efecto óptico que puede verse en helicópteros, hélices y otro tipo de escenas en las que las frecuencias de los objetos en movimiento sean un múltiplo exacto de los 24, 25 o 30 cuadros por segundo a los que esté grabando la cámara de vídeo.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


La lengua de las matemáticas y otros relatos exactos

EUR 13,30 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


The Decipherment of Linear B

EUR 13,55 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección