Por @Alvy — 29 de Octubre de 2018

Este curioso invento es una gigantesca torre hidráulica capaz de generar olas y se está probando como prototipo en algunos lugares de australia. El diseño se llama Surf Lakes y dicen que sirve para piscinas y lagos de hasta 200 por 150 metros de superficie. La torre sube y baja gracias a un mecanismo hidráulico y genera hasta 6 olas concéntricas de entre 1 y 2,40 metros de altura, espaciadas convenientemente para que se puedan surfear.

En este otro vídeo de Stab Magazine es más realista y con menos «reacciones»; en él se ve cómo tiene un aspecto que han calificado como algo surgido del mundo de Mad Max:. La estructura central parece «oxidada» (debe ser por la pintura/decoración) y un equipo auxiliar un tanto tosco y nada elegante resopla vapor mientras bombea para que el generador de olas suba y baje. Incluso el sonido es muy «de película».

A diferencia de otros inventos similares este tiene la ventaja de que es comparativamente más pequeño y puede usarse en lagos artificiales, naturales y piscinas. Sin embargo hay que reconocer que las olas no parecen gran cosa en cuanto a altura (y no parecen superar los 2,40 metros anunciados, probablemente bastante menos). Además hay quien ha calculado que para generar olas el doble de altas se necesita cuatro veces más energía, así que los costes quizá se dispararían. Desde luego resulta curioso y llamativo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear