Por @Wicho — 10 de Julio de 2005

Llevamos años acostumbrados a que las cámaras de vídeo de los aficionados capten imágenes que luego terminan en los telediarios, pero ahora parece que serán los móviles los que recojan el testigo, como ha quedado en evidencia tras las bombas de Londres del pasado jueves y los montones de imágenes que rápidamente aparecieron en Flickr o que incluso fueron utilizadas por periódicos y cadenas de televisión.

Cada vez va a resultar más difícil a medios y gobiernos poner límites a la información y establecer «apagones informativos».

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo