Por @Alvy — 1 de Diciembre de 2002

Estoy pasando unos días en París: no hace muy buen tiempo pero he visitado algunos sitios interesantes.

Sin embargo, lo más llamativo de la ciudad es lo increíblemente caro que resulta comer aquí. No creo que sea por no haber elegido los sitios adecuados, pero hemos llegado a pagar 23 euros por persona por un desayuno en el hotel y (¡para alucinar!) ocho euros por una coca-cola en un bar. No es que hayamos elegido la mejor bar del mundo de la zona antigua con servicio especial y aparcachoches - era un bar muy normalito a varias calles de distancia de Notre-Dame, nada del otro mundo (¡lo juro!). Cada vez que entramos a comer, cenar o tomar un café nos partimos de la risa pensando en lo que nos van a cobrar... Ah, ¡París!

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Del mito al laboratorio

EUR 17,95 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Homo Deus: Breve historia del mañana

EUR 12,34

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección