Por @Alvy — 10 de Febrero de 2020

Esta es la vibrante y emocionante historia de cómo Jonathan Morrison instaló 1,5 terabytes de RAM en su Mac Pro «para ver qué pasaba». La prueba de fuego consistía en abrir miles de pestañas en Chrome, una aplicación legendaria por su inexplicable glotonería con la RAM, y a ello que puso un script. El resultado… No quiero spoilear, porque merece la pena verlo (y se aprenden cosas). Además el principio del vídeo es muy divertido.

Lo primero es que instalar tanta RAM en un Mac Pro es posible pero no necesariamente recomendable: no hay aplicaciones obvias para tamaña capacidad y aunque trabajar en RAM es ciertamente más rápido que trabajar en una unidad SSD las actuales son tan rápidas (y mejoran cada poco) que apenas hay diferencia. En precio en cambio, la cosa de dispara: los módulos de 32 GB cuestan unos 200 dólares; hay que estar dispuesto a soltar unos 9.600 dólares por darse el gustazo. Y eso es a precios no-Apple; la clavada si lo compras directamente con la manzana son 30.000 euros de vellón. Eh, nadie dijo que fuera barato.

El caso es que el buen hombre pone un script a abrir pestañas de páginas web «de verdad» (nada de Apple.com ni ventanas en blanco) y la cuenta empieza a subir: 500, 1.000, 2.000, 3.000… Así hasta 6.000. Chrome es capaz de abrir más de 6.000 pestañas usando algo más de 1,4 TB de RAM; de hecho aparte de Chrome está por ahí abierto Final Cut Pro y otras apps sólo por estorbar. El Mac estuvo 22 horas trabajando sin parar y sin colgarse –todo un mérito para el macOS– con la CPU con el turbo a tope (3,2 GHz) –mérito del hardware– hasta que llega al momento crítico en el que la RAM está a punto de agotarse y venga a abrir pestañas y más pestañas… [Véase el vídeo a partir de 04:20.]

Otras aplicaciones para un pedazo pepino de este calibre son crear un disco RAM en el que puedes copiar por ejemplo Final Cut Pro completo (otro comerrecursos) y editar vídeos grandes y cientos de clips directamente en RAM, que aunque va bastante bien no es algo especialmente mucho más rápido, y sobre todo las aplicaciones musicales. Cuando está todo en RAM se puede medir su velocidad, que resulta ser de unos 4.000-4.500 MB/s de lectura/escritura. Al parecer eso es útil y ahorra tiempo al cargar en RAM librerías de cientos de GB como las que usan algunos músicos para crear sus composiciones.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo