Por @Wicho — 30 de Julio de 2018

Año 2000, llega el año 2000, y el milenio traera…El emperador Akihito de Japón ha anunciado que va a abdicar en su hijo Naruhito el 30 de abril de 2019. Entre otras cosas esto pondrá fin a la era Heisei y hará que el 1 de mayo de 2019 comience una nueva era cuyo nombre escogerá Naruhito.

Será la primera vez que se produzca un cambio de era en Japón después de que la informática haya pasado a formar parte imprescindible de la sociedad –cuando comenzó la era Heisei en 1989 dependíamos mucho menos de los ordenadores– así que en Japón está revisando todo para asegurarse de que los sistemas informáticos no vayan a cascar.

Y es que aparte de manejar fechas del calendario gregoriano en Japón cuentan los años por eras; de hecho ese es su formato tradicional de fechas. Así 2018 es el año 30 de la era Heisei, mientras que 2019, a partir del 1 de mayo, será el año 1 de la era cuyo nombre escoja Naruhito.

Por eso toca revisar cosas como calendarios que asuman una sola era, fechas que estén almacenadas en años de la era Heisei que habrá que pasar a la nueva era, qué pasa con los algoritmos que manejan fechas y que se van a encontrar con que va a haber dos años parciales de dos eras distintas en un sólo año del calendario gregoriano…

Es muy posible que, igual que sucedió con el efecto 2000, la cosa no sea para tanto: el 1 de enero de 2000 apenas hubo fallos relacionados con el efecto 2000. Pero mejor prevenir que curar.

(Gracias, Wen).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear