Por @Wicho — 4 de Mayo de 2005

Las películas y series de ciencia ficción nos tienen tan acostumbrados a que las naves espaciales tengan unos ordenadores tan potentes que resulta cuando menos soprendente descubrir que la mayoría de los cohetes tienen menos potencia de cálculo que cualquier consola portátil de juegos moderna, que la Estación Espacial Internacional está controlada por una CPU Intel 386 y que el almacenamiento masivo de rigor son las cintas... por no hablar de que la memoria RAM utilizada habitualmente es de la de núcleos de ferrita.

Más información en Computers in Space.

(Vía Slashdot.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo