Por @Alvy — 24 de Abril de 2023

Gran documento histórico el que ha publicado David Hoffman en su canal de YouTube: unas tomas del día a día de los vendedores de PCs y Macs en Fry's Electronics allá por 1995. Lo más importante no es tanto el look de 1995, que muchos habrán vivido o reconocerán de series y películas, como las conversaciones que mantienen los vendedores y los despistados clientes, para los cuales probablemente ese era su primer contacto con los ordenadores.

Si nunca has estado en uno, Fry’s Electronics («el Frys») cerró en 2021; era una gran cadena de electrónica de consumo especializada en informática, sobre todo software y accesorios, el paraíso de los geeks, vamos. Gigantesco cual centro comercial temático del futuro en la peli Idiocracia. Entrar allí –recuerdo haber estado en un par de ellos en la zona de San Francisco– era como un sueño: todo lo que habías visto anunciado en las revistas se podía tocar y comprar, desde juegos a periféricos de todos los modelos, portátiles, memorias… Recuerdo haber comprado un cartucho PostScript para una HP LaserJet, ampliaciones de RAM para el PC y algún chisme más de encargo de amigos; costaban casi la mitad que en España, claro.

En el vídeo la conversación entre el señor con la camisa y gorra verde de su granja (equivalente a los paisanos con gorras de Caja Rural de cualquier región de España) es para nota; al parecer le quiere comprar un Mac de Apple a su hija y una impresora láser. Y se queda flipado cuando oye que un Mac* cuesta 1.900 dólares («pero incluye el teclado y el ratón») y 799 dólares la impresora (que si es Apple era la LaserWriter)… Precio por el que probablemente bien podría comprar un coche de segunda mano a la hija. También se queda flipado cuando ve un modelo con CD-ROM reproduciéndose… a 160×120 píxeles más o menos, resolución puñible. Definitivamente entrañable.

En aquella época parece que todo el mundo tenía claro que además del ordenador necesitarían alguien para que les enseñara. Hasta el lenguaje era nuevo: «Entonces, necesitaré la cosa esa donde se mete el disco» (la unidad de CD-ROM), «No, ya va incluida». Las simpáticas viejecitas, por otro lado, se debaten entre un Mac que es más fácil de usar y un IBM para utilizar DOS, «es para los niños». Una buena forma de ejemplificar cómo la «guerra santa entre de los sistemas operativos» de la época ya había calado.

Curiosamente Hoffman, que es quien grabó estos vídeos, trabajaba para General Magic, que era la empresa que montaron Wozniak y otro ingenieros tras salir de Apple.

_____
* Hablan de un «Mac 600» con procesador 68030 y 160 MB ¡megabytes! de disco duro, así que debía ser el Apple Mac Performa 600, que llevaba 4 MB de RAM y la unidad de CD-ROM (×2).

Compartir en Flipboard Tuitear


PUBLICIDAD


Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro