Por @Alvy — 5 de Enero de 2022

Dan Meth - Pop-Cultural Charts

En el año 2022 la Tierra está superpoblada y totalmente contaminada; los recursos naturales se han agotado y la alimentación de la población corre a cargo de Soylent Industries, una empresa que fabrica un «alimento» compuesto por plancton de los océanos.

Dan Meth es un ilustrador que creó hace tiempo esta Cronología de películas futuristas. Allí vemos destacado el año 2022 como en el que transcurre Soylent Green (Richard Fleischer, 1973), la distópica película que en España se tituló Cuando el destino nos alcance. Pues ya nos ha alcanzado.

En la película se presenta un futuro bastante chungo que guarda ciertas similitudes con el actual, en cuanto a los previsibles problemas de contaminación (acompañados de emergencia climática), superpoblación y escasez de recursos naturales (veremos qué pasa con el agua en siguientes capítulos). Recuerdo haberla revisado hace poco y se deja ver, aunque tiene un ritmo lento como un glaciar, propio de la época. También recuerdo la ¿graciosa? escena en la que el protagonista ofrece una naranja a otro de los personajes, que nunca había visto una, como muestra de un alimento escaso y preciado. No hemos llegado a tanto (ni a la icónica frase final, que no repito aquí porque sería spoiler). Hace poco vi una escena similar en otra película o serie, creo que en Mad Max: Fury Road… Ha sido un recurso muy usado en la temática post-apocalíptica.

No deja de ser irónico que Soylent sea hoy en día una empresa de alimentación real que fabrica un «sustituto alimenticio». Surgida de una financiación colectiva vende básicamente batidos –y derivados en otras «versiones»– de esos que mezclan diversos nutrientes y se supone (?!) que garantizan una nutrición sana, al tiempo que «ahorran tiempo y dinero» (??!!) El hecho es que tuvieron que retirar algunas versiones del producto porque la gente literalmente se cagaba por las patas debido a los problemas gastrointestinales que provocaba.

El nombre de Soylent es tan icónico que hasta yo tengo una camiseta de la Soylent Corporation. Las venden en Last Exit to Nowhere, una tienda británica que es muy fiable y siempre recomiendo (aunque también recomiendo que te mantengas alejado de tu tarjeta de crédito porque es una ruina empezar a mirar camisetas inspiradas en películas frikis y de ciencia-ficción, el lado oscuro de la Fuerza del consumismo es poderoso ahí).

Si te parece raro o un poco inquietante esto de que según avanzamos en el tiempo el mundo se parezca a las películas más oscuras atención a lo que se viene: Hijos de los hombres (Children of Men; Alfonso Cuarón, 2006) transcurre en 2027 y muestra un planeta salvaje en el que las mujeres ya no pueden quedarse embarazadas. También está 12 monos (1995, Terry Gilliam) situada en 2035, con un virus que arrasa el planeta y al que sólo sobrevive el 1% de la humanidad (no el 99% como ahora). Por suerte en esa ya han inventado las máquinas del tiempo y también está el mismísimo Bruce Willis para salvarnos. Si prefieres algo más ligero, Her (Spike Jonze, 2013) transcurre en 2025 y la inteligencia artificial tiene la voz de Scarlett Johansson.

Si te interesa el tema, siempre puedes ampliar miras con la Lista de películas ambientadas en el futuro que mantiene la Wikipedia en inglés. Una joya en bruto.

(¡Gracias, Demócrito por la pista!)

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro