Por @Alvy — 27 de Agosto de 2022

Este precioso cortometraje animado de Simon Biggsse se titula Widdershins (2018). Es una palabreja que es la versión escocesa de Withershins, que viene a ser nuestro equivalente a A contracorriente o «en dirección opuesta a lo que normalmente se espera». Y eso es lo que le ocurre a los protagonistas: que las circunstancias les obligan a ir contracorriente rompiendo su monótona rutina diaria.

La técnica de la animación me ha parecido espectacular, un detalladísimo trabajo en blanco y negro, 3D, multiplanos y cuidadas texturas que sorprende y resulta total y absolutamente precioso. Probablemente ayude mucho el hecho de que la historia transcurra en una especie de futuro steampunk, esa versión de la tecnología moderna o futurista con aspecto antiguo de mecanismos de palancas, cobre y rasgos embellecedores innecesariamente antiguos.

Se pueden buscar muchos detalles de la ciencia ficción de nuestra época en la película: desde los toques de los vehículos aéreos de El quinto elemento o Star Wars: el ataque de los clones al robot con aspecto de HAL 9000 con su ojo expresivo y a veces amenazador. Homenajes sin duda al género en el que sólo son posibles películas como estas, surgidas de una imaginación brillante.

(Vía The Awesomer.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro