Por @Alvy — 6 de Junio de 2019

Amazon ha aprovechado la conferencia Re:Mars 2019 para mostrar su nuevo dron para el envío y de paquetes y para explicar las líneas en las que están trabajando. El objetivo son drones eléctricos capaces de transportar paquetes de hasta 2,2 kg (el 75-90% de los paquetes actuales son así), con un radio de acción de unos 25 km y envíos en menos de 30 minutos.

La idea es gestionar los drones automáticamente, que tengan controles sofisticados (cámaras térmicas, sónar, GPS, etc.) y sobre todo que sean seguros: sistema anticolisiones, manejo de situaciones como puede ser la aparición de un perro, presencia de personas, cables sobre el vecindario, etcétera. El vídeo bonito del dron experimental volando da una idea de cómo se verá. Otra cosa será cuando en vez de una casa en la campiña tenga que llegar a un barrio superpoblado de una capital, pero ya veremos entonces.

Por otro lado Amazon está modulando mucho su mensaje como puede verse en este otro vídeo sobre las operaciones con los nuevos robots de Amazon Robotics. El mensaje no es ya de un «nuevo robot tecnológicamente avanzado» llamado Pegasus con un número de modelo y sus capacidades; ni el de una «nave gigantesca completamente automatizada sin trabajadores». Es, literalmente: «Nuevos robots suponen nuevos trabajos».

Tanto el vídeo como la historia están marketroidemente hiladas con mimo para mostrar la bonita historia de superación de una de las jóvenes trabajadoras de la planta, que empezó de reponedora a media jornada llenando palets y cajas con pedidos, sin tener ni idea de robótica, y ahora «dirige una flota de 800 robots» (sic.) en el puesto de «Especialista en control de flujo de operaciones». Su trabajo consiste en entender cómo navegan los robots por la nave, detectar atascos, unidades estropeadas, planificar su organización e incluso entrenarlos.

El relato es como de cuento de hadas e independientemente de en qué grado sea cierto o esté edulcorado, deja ver un mensaje claro. Tan claro como una de las frases de la protagonista: «Mi trabajo no existiría sin estos robots». En un mundo en el que mucha gente teme ya perder su trabajo a manos de los robots Amazon rehuye el enfrentamiento con la idea de que esto no es un Robots vs. Humanos, sino de que hay que reforzar a las personas, no reemplazarlas, como decía el tecnólogo Tim O’Reilly.

Para mi gusto el vídeo está demasiado «sobreactuado» y el mensaje –especialmente a raíz de todo lo que se lee por ahí– resulta un tanto chocante. Pero, bueno, supongo que no se puede exigir mucho más a un «vídeo corporativo». Si Amazon ya recibe tremendas críticas por sus prácticas monopolísticas, las condiciones de trabajo y sus formas de actuar tanto con sus proveedores como con sus empleados, no sé yo si esta es la mejor forma de redimirse, pero en ello están.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

Microsiervos Selección


To Be a Machine

EUR 8,05

Comprar


Gutenberg the Geek

EUR 3,15

Comprar


The Thrilling Adventures Of Lovelace And Babbage

EUR 17,69 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección