Por @Alvy — 3 de Mayo de 2019

La cuarta revolución industrial ha empezado. Robots, algoritmos, inteligencia artificial, internet de las cosas, coches autónomos… Las máquinas están sustituyendo muchos empleos. La clase media está en peligro. El futuro de los jóvenes está amenazado. ¿Estamos a tiempo de hacer algo?

– #MiEmpleoMiFuturo

La gente de WhyMaps lanzó hace una par de semanas junto con la Fundación COTEC para para la Innovación (COTEC) un documental/campaña titulado #MiEmpleoMiFuturo, sobre muchos de los temas de los que nos gusta hablar por aquí: robots, economía… y presentado de una forma didáctica, gráfica y amena. Está en YouTube en dos partes (aquí la segunda) de 15 minutos cada una.

El documental tiene una buena dosis de Hans Rosling y el concepto de pesimismo social (cuando no sabemos algo nuestros cerebros tienden a pensar que estamos igual o peor que en el pasado) y utiliza también el concepto de la ventana de Overton para plantear por qué algunas ideas son aceptables y otras no en política, lanzando al mismo tiempo una campaña en Change.org: Quiero que los robots faciliten nuestro trabajo, no que nos condenen a trabajos precarios donde ya han firmado más de 30.000 personas.

Que avancemos hacia un futuro utópico o distópico todavía depende de nosotros. El verdadero problema no son las máquinas, sino la falta de iniciativas políticas para aprovechar las ventajas que nos ofrece un mundo en evolución permanente. ¿Por qué no forma parte este tema del debate político? ¿Qué podemos hacer para que esto cambie?

– #MiEmpleoMiFuturo

Básicamente se trata de pedir a los representantes políticos (los mismos a los que votamos el otro día) que expongan sus propuestas sobre el futuro del empleo y cómo la tecnología está cambiando la idea de trabajo: horarios, sueldos, derechos, etcétera. Cosa que no hicieron durante la campaña.

También busca que la tecnología impacte de forma positiva en la sociedad. Que no beneficie a unos pocos y perjudique a la mayoría. Y que que el sistema educativo fortalezca las habilidades que nos hacen ser mejores que las máquinas. Entre otras muchas cosas: desarrollo de tecnología propia y un código ético para el uso de los algoritmos, los datos, la robótica o la inteligencia artificial .

Casi todo lo que se explica en el documental tiene mucho sentido y es fácil de entender –diría que incluso para público de todas las edades– aunque habrá a quien le encajen más y a quien le encajen menos las ideas.

Para mi gusto los vídeos son tremendamente densos con muchos conceptos y explicaciones por minuto, quizá demasiados, no todos de asuntos precisamente obvios. Está claro que son temas complicados de explicar teniendo en cuenta que hay que remontarse a las revoluciones industriales y tecnológicas y explicar muchas cosas sobre economía, sociedad, educación, política y tecnología. Se ve que tiene un gran trabajo detrás, y en cualquier caso merece la pena no sólo verlo pausadamente sino también hablar sobre él.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Desarrolla más rápido con Xojo