Por @Alvy — 9 de Noviembre de 2021

DeviceMotion

Tommy Mysk ha publicado unas interesantes notas bajo el título iPhone Apps Can Tell Many Things About You Through the Accelerometer (Las apps del iPhone pueden contar muchas cosas acerca de ti mediante el acelerómetro) que explica algunos escenarios un tanto delicados. Allí se explica cómo el mero hecho de mover el móvil o llevarlo en el bolsillo puede afectar a la privacidad. Esto se debe a que en iOS cualquier aplicación puede acceder a esos datos; se considera algo básico que las apps sepan cómo está orientado el móvil y cómo se mueve; no hace falta darles permiso expreso como sucede con otros sensores (cámara, micrófono, etcétera).

Un posible escenario es este:

Te diriges al trabajo en autobús. Mientras está sentado, abres tu aplicación social favorita. Aunque es tu app favorita, no te fías lo suficiente como para compartir tu ubicación con ella. En la siguiente parada, otro pasajero sube al autobús. Se sienta y abre la misma app. Pero el pasajero comparte su ubicación exacta con la aplicación. En ese momento, si esa app está leyendo los datos del acelerómetro de tu teléfono y del teléfono del pasajero, puede calcular fácilmente que ambos teléfonos experimentan el mismo patrón de vibración. De hecho, ambos teléfonos van a registrar las mismas vibraciones: cuando el autobús arranca, se detiene y gira a izquierda o derecha. La aplicación sabe ahora que tanto tú como el otro pasajero estáis juntos en el mismo entorno, por tanto, en la misma ubicación. No te sorprendas si recibes una recomendación de la aplicación para añadir a este pasajero como amigo.

WhatsApp acelerometerEn los ejemplos se utiliza principalmente Facebook porque varias de sus apps sociales (Facebook, Instagram, WhatsApp) hacen un uso un tanto… ejem… peregrino de esos datos, que muchas veces se recopilan constantemente. Por ejemplo Facebook lo usa para detectar el gesto de agitar el móvil «cuando algo no funciona» para mostrar una ventana de ayuda. También se recopilan mientras se escriben mensajes directos en Instagram o en WhatsApp para crear un efecto 3D con el fondo de pantalla.

Hay otras apps que en cambio no parecen leer el acelerómetro sin una buena razón: el propio Facebook Messenger, Signal, Slack, Telegram, TikTok, Threema, Twitter y WeChat. El artículo explica cómo usar Xcode para comprobar el tráfico de datos de las apps de iOS, algo que sirvió hace tiempo para verificar las apps que están continuamente copiando los datos del portapapeles también sin razón aparente. Entre otros usos que dice que los expertos han dado a la motorización del acelerómetro está el cálculo aproximado de la frecuencia cardíaca, respiratoria e incluso una especie de grabadora de sonido –un tanto cruda, eso sí– a partir de los datos de las vibraciones que recoge el acelerómetro del terminal.

{Traducción de la cita: DeepL.}

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD