Por @Alvy — 3 de Agosto de 2005

Javier Armentia se explaya en Sobre falacias de la era informática acerca de uno de los puntos débiles de la Wikipedia a raíz de un intercambio de opiniones surgido tras la publicación del «controvertido» Las constantes físicas... ¿varían? Habla del Argumentum ad Googlum (invocar a Google como diciendo «Si sale en Google, será verdad») y el más curioso Argumentum ad Wikipediam que entrarían en la clasificación de falacias como los cientos y cientos que ya están perfectamente clasificadas:

(...) Parece un caso de argumentum ad wikipediam, que no es como lo de ir a ver qué nos dice San Google para encontrar lo que yo quiera, sino quedarnos con lo que nos cuenta la wikipedia como algo correcto. Tiene algo de versión geeek del recurso a la autoridad. En vez de tirar de la Espasa, tiramos de «la enciclopedia libre». ¿Por qué podemos caer en una falacia? Por la propia forma en que se elabora el proyecto, con contribuciones por parte de numerosos «editores» que, aunque exista una coordinación, es radicalmente libre. Lo que sin duda es una virtud de los wikis es también su talón de Aquiles.
La verdad es que tiene razón en los argumentos que expone. Decir que algo es verdad «porque lo pone en la Wikipedia» no debería ser suficiente como argumento a favor de algo. Aun así, resulta como herramienta rápida de consulta y si algo no tiene el letrero de «controvertido» o «en discusión» tal vez sea razonable considerarla fiable al 99%. Y esta claro que mucha gente invoca a Google buscando una palabra escrita de dos formas diferentes a ver cuál es la que da más resultados y por tanto está bien escrita (fiable al 95% tal vez ;-)

De todos modos, esa situación no quita utilidad alguna a la Wikipedia (o los Wikis en general). Es precisamente su grandeza y una de sus debilidades: cualquiera puede llegar y modificar lo que hay escrito, aunque sean los datos más importantes del mundo. Pero tal vez la debilidad de la Espasa (por decir alguna) es que nadie excepto los editores pueden cambiarla, y menos hacerlo en tiempo casi real. Por no hablar de la debilidad de El País o El Mundo o ABC cuyas informaciones contienen claros sesgos políticos. O la de Tele 5 o Antena 3 cuyos sesgos son puramente comerciales. En los Wikis o los blogs se publica algo, hay gente que lo ve diferente y se comenta, se cambia y se amplía. Y al final todo el mundo queda más o menos contento e informado.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo