Por Avión Revue — 28 de Marzo de 2009

pregunta de Uriel Castro, Bogota (Colombia)

Con las ruedas al aire, la resistencia aerodinámica no supera a otros beneficios

Aviones como los B-737 o los reactores de Embraer o Bombardier, cuando repliegan el tren de aterrizaje este no queda cubierto por completo, quedando las ruedas y llantas al descubierto. Al utilizar esta solución, los ingenieros que diseñan estos aviones, por una parte logran reducir la complejidad del sistema del tren de aterrizaje, dado que suprimen compuertas, y con ellas tuberías y cables. Por otra consiguen un menor mantenimiento. Además, supondría haber tenido que diseñar una barquilla de carenado de la unión del ala y fuselaje más profunda para poder contener toda la rueda, lo que hubiese aumentado la resistencia aerodinámica del avión y, por supuesto, un mayor peso del conjunto.

La resistencia extra que se puede generar por tener las ruedas al aire en lugar de enteramente guardadas en un hueco cerrado, se compensa con unos sellos de caucho que cierran el espacio que queda entre las ruedas y el fuselaje. Boeing, en el B-737, primero ensayó unos sellos hinchables para cerrar el hueco, pero pronto comprobó que con unos simples sellos fijos, por una parte, eliminaba el sistema necesario para hincharlos, y por otro que el nivel de ruido generado y el consumo, no variaban. Estos sellos, con el lateral de las ruedas y los tapacubos de las llantas, crean una superficie que, aerodinámicamente, tiene el mismo comportamiento que si las ruedas fueran enteramente carenadas como en otros aviones.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — orayo

Es una solucion muy inteligente y parece que efectiva. Muy interesante.
A mi me parece que todo son ventajas, ¿porque otras compañias no optan por esto?