Por @Wicho — 20 de Septiembre de 2012

La denominación de una pista denota su rumboLas pistas de los aeropuertos reciben su nombre de su orientación magnética redondeada a los 10 grados más próximos cuando las miras en el sentido en el que avanzas por ellas.

Así, una pista en la que la brújula indique 221 grados será conocida como pista 22, mientras que si avanzas en el sentido contrario la brújula indicará 41 grados y será la pista 4.

De esta forma aunque nos parezca que los aeropuertos más pequeños tienen una sola pista en realidad tienen dos, ya que -normalmente- se puede usar en los dos sentidos.

La cosa se complica un poco si hay 2 pistas con la misma orientación, en cuyo caso se les añade una R y una L para indicar derecha e izquierda, con lo que en nuestro aeropuerto imaginario tendríamos las 22R/04L, 22L/04R.

Si además hay una tercera pista central, lo que sólo pasa en unos pocos aeropuertos, habría que añadir la C de central para la 22C/04C.

Pero como el polo norte magnético, al que apuntan las brújulas* no se está quieto, de vez en cuando toca cambiar el nombre de las pistas para que este coincida con lo que indican las brújulas.

Y así esta madrugada a las cinco de la mañana las pistas 15L/33R y 15R/33L del aeropuerto de Madrid-Barajas han cambiado de nombre para pasar a denominarse 14L/32R y 14R/32L.

Esto ha obligado a cambiar la pintura de las pistas, las señales que usan los pilotos para orientarse en el aeropuerto -similares a las señales de tráfico de las carreteras- y obliga a actualizar miles de cartas de navegación de las que llevan los pilotos en sus maletines.

No es algo que pase todos los días, y de hecho en Barajas hacía como veinte años que no se producía un cambio de este estilo, pero aún así me ha sorprendido ver la noticia en el Telediario.

Me daba la impresión de que estas cosas solo nos interesan a los aerotrastornados y a los pilotos, controladores aéreos y demás personal que se dedica profesionalmente a esto de la aviación.

Por cierto que las otras pistas de Barajas, las 18L/36R y 18R/36L, las que habitualmente se usan para los despegues, no cambian de nombre, al menos no todavía, aunque algún día les tocará.

*Sí, sé que estoy dejando de lado la declinación magnética, pero es para no liar las cosas.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Wizard: The Life And Times Of Nikola Tesla

EUR 14,02 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


A Crack in Creation

EUR 11,99

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección