Por @Alvy — 12 de Diciembre de 2020

En el canal How to Machines dedicaron un vídeo a mostrar cómo es el proceso de fabricación de algunos aviones modernos, en concreto se pueden ver, «comprimidos en el tiempo» mediante la técnica del time-lapse:

  • Un Boeing 787-9 Drealiner de Norwegian
  • Un Boeing 747-830 de Lufthansa
  • Un Airbus A-380 de Etihad

Los tres modelos de avión del vídeo son a cual más grande y las dimensiones de las instalaciones de la fábrica del Airbus A-380 (73 metros de longitud y 80 metros de envergadura) es también gigantesca en consecuencia. Como ya explicamos por aquí en su día:

Una curiosidad de este proceso es que según se van ensamblando partes es el avión parcialmente montado lo que se mueve a distintas estaciones de la línea; en cada una de ellas se instalan unas partes determinadas, lo que es más rápido que mover las partes hacia un avión en montaje que no se mueve.

El proceso requiere varias días –pero a veces son tan pocos como entre 4 y 10– según modelos y fabricantes. Todo va a un ritmo bastante intenso –aunque muchas fases previas no aparecen en el vídeo– y es fácil hacerse una idea general del asunto viendo el vídeo. Muchas de las piezas principales vienen ya fabricadas como unidades independientes y se ensamblan en los gigantescos hangares.

Además de cientos de remaches, soldaduras, tubos y kilómetros y kilómetros de cables puede verse cómo algunos componentes que ya vienen «listos para ensamblar» como los trenes de aterrizaje y especialmente los motores son mecanismos sumamente complejos en sí mismos. A mi personalmente siempre me ha parecido que los motores están llenos de tubos y piezas pequeñas que se diría son sumamente frágiles y que si cualquiera se soltara todo se iría al traste… pero no: son piezas de alta ingeniería que soportan las peores condiciones casi sin inmutarse.

Mención aparte también para los sobrehumanos trabajos de chapa y pintura que debe pasar cada aeronave: capas protectoras y decorativas que se hacen parte de forma robótica, parte manual. Es sabido que peso que añade la pintura a los aviones es un «extra» que también hay que optimizar.

Además de eso, resulta interesante ver cómo el montaje de todo el mobiliario del interior de la cabina (armarios, asientos, zonas de servicio para la tripulación) no tiene nada de sencillo y va mucho más allá del «montaje Ikea» que se podría presuponer. Por no hablar de la electrónica y las comunicaciones, a las que probablemente se podrían dedicar unos cuantos vídeos más.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Programmed inequality

EUR 14,80 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Las estrellas, mi destino

EUR 24,00

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección