Por @Wicho — 3 de Mayo de 2022

Antes de la pandemia Qantas estuvo haciendo unos vuelos experimentales usando Boeing 787 para recoger datos para el denominado Project Sunrise. La idea era obtener datos de cara a ver si eran viables vuelos directos entre Australia y Londres o Nueva York y en qué condiciones. Tras recopilar todos esos datos Qantas ya había decidido entonces que iba a usar el Airbus A350-1000 para esos vuelos, que serán los vuelos comerciales más largos del mundo. Pero vino la pandemia y mando parar. Aunque ahora la aerolínea acaba de firmar la compra de 12 de esos aviones junto con 20 A220 y 20 A321XLR para sus rutas internas y algunas de las internacionales al sureste de Asia, con opciones de compra para otros 94 aviones más.

Project Sunrise, Proyecto amanecer, busca unir ciudades de Australia como Melbourne o Sydney con otras ciudades como Londres o Nueva York con vuelos directos. Es algo que hasta hace no mucho era imposible porque simplemente no había aviones en el mercado capaces de volar esas rutas en absoluto o de hacerlo de forma que económicamente tuviera sentido.

Sin embargo tanto el A350 como el Boeing 777X son capaces de cubrir esas rutas con un número de plazas que las hace viables. O lo serán cuando el 777X entre en servicio, algo que no sucederá al menos hasta 2025 mientras que el A350 lleva en servicio desde 2015, algo que sin duda influyó en la decisión de Qantas.

En cualquier caso los 12 A350-1000 que ha pedido la aerolínea no son completamente estándar: están «tuneados» con un depósito extra de combustible de 20.000 litros entre las alas, aunque Airbus dice que no es necesario, y la cabina de pasaje va en una configuración especial de 238 asientos con un área de relax para poder estar un rato de pie y estirar las piernas. Y es que estamos hablando de vuelos de hasta 20 horas.

Impresión artística de la cabina de pasaje de los A350-1000 de Qantas - Qantas
Impresión artística de la cabina de pasaje de los A350-1000 de Qantas. De delante a atrás: Primera clase, business, turista premium, el área de descanso, y turista - Qantas

Impresión artística del área de descanso - Qantas
Impresión artística del área de descanso - Qantas

Así, el alcance máximo de los A350-100 de Qantas será de 18.000 kilómetros, lo que les permite cubrir los 17.000 de un Sydney-Londres o los 16.000 de un Sydney-Nueva York, por ejemplo.

La aerolínea tiene pensado empezar a ofrecer estos vuelos en 2025; aún hay que terminar de certificar el A350-1000 tuneado para sus necesidades, conseguir los permisos oportunos, establecer los procedimientos para mantener las tripulaciones frescas, etc. Siempre he tenido ganas de ir a Australia. Hacerlo en uno de estos vuelos tiene que ser toda una experiencia.

El nombre del proyecto, por cierto, es un homenaje a los vuelos que Qantas realizaba durante la Segunda Guerra mundial entre Perth y Sri Lanka en ruta a Londres. Eran tan largos que los pilotos veían amanecer dos veces.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro