Por @Wicho — 28 de Abril de 2022

Un Boeing 777-9 en vuelo – Boeing
Un Boeing 777-9 en vuelo – Boeing

Dentro de su comunicado de resultados del primer trimestre de 2022 Boeing ha confirmado algo que se venía rumoreando desde hace tiempo: el 777X no entrará en servicio al menos hasta 2025. Eso son cinco años de retraso respecto a las previsiones iniciales anunciadas cuando fue lanzado allá por 2013.

El origen de este retraso es que a Boeing le está llevando más tiempo del previsto certificarlo para el vuelo, más que nada porque tras el fiasco del 737 MAX la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) está mirando el proceso con lupa. Este retraso es probable que afecte también a la entrada en servicio a la versión de carga, que estaba prevista para 2027. Si no hay cambios Emirates será el primer operador del 777-9, que es la variante más larga de las dos variantes de pasajeros del 777X. Qatar Airlines, por su parte, será el cliente de lanzamiento de la versión de carga.

Para gestionar este retraso y no acumular muchos aviones que no pueda entregar Boeing detendrá temporalmente la producción del modelo en 2023. Y cuando la retome ajustará el ritmo de producción en función del mercado. En total el retraso en la certificación y por tanto en la entrada en servicio supondrá un coste extra para las arcas de la empresa de unos 1.500 millones de dólares.

Boeing también ha presentado a la FAA un plan para poder retomar la entrega del 787, plagado por problemas de ensamblado, aunque aún está pendiente de aprobación.

La buena noticia para la división de aviones comerciales es que Boeing casi ha completado la vuelta al servicio del 737 MAX en todo el mundo y que la flota mundial acumula más de un millón de horas de vuelo totales desde finales de 2020 sin problemas. Al poder haber retomado las entregas del MAX también ha aumentado su ritmo de producción y de hecho espera incrementarlo a 31 aviones al mes durante el segundo trimestre.

El problema es que, de nuevo debido al aumentando escrutinio de la FAA sobre el proceso, cada vez parece más improbable que pueda certificar el 737 MAX 10 sin tener que acometer importantes y costosos cambios en su cabina.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo