Por @Wicho — 23 de Noviembre de 2021

Sam Chui ha tenido la oportunidad de subirse a uno de los prototipos del Boeing 777X durante el Salón Aeronáutico de Dubái y en este vídeo podemos ver sus impresiones de ese primer vistazo de cerca al más largo de los aviones fabricados jamás por Boeing.

Aunque me resulta curioso que se sorprenda por ver un avión en el que el interior no es una cabina de pasajeros sino una serie de puestos de trabajo para monitorizar los parámetros de vuelo del avión; a fin de cuentas es un prototipo. Y como pone sobre la puerta es un avión experimental. Le echa también un vistazo a los depósitos de agua que permiten modificar el centro de gravedad del avión para probar distintas configuraciones. Y al mecanismo que despliega el cono que se ve siguiendo al avión en vuelo y que sirve para medir velocidad y altitud independientemente de los instrumentos a de a bordo.

Un detalle peculiar del 777X es que aunque el fuselaje tiene el mismo ancho que el 777 en realidad tiene más espacio habitable por dentro. Un poco al estilo Tardis. Aunque en este caso es debido a que Boeing ha conseguido adelgazar la capa de materiales que hay entre la piel del avión y el interior de la cabina. Eso, en teoría, permitirá a las aerolíneas colocar diez asientos por fila algo más de comodidad para quienes vaya a bordo que en un 777.

En la cabina la comandante Heather Ross muestra los detalles que Boeing se ha traído del 787 a esta nueva versión del 777 pero manteniendo la certificación de tipo común para ambos. Es especialmente curioso el interruptor para subir y bajar las puntas alares plegables, que con dos posiciones más sencillo no puede ser. La envergadura extra que proporcionan las puntas del ala son una de las características que dan al 777X su enorme alcance. De hecho el 777X que visita Sam voló directamente de Seattle a Dubai en unas 15 horas, el vuelo más largo hasta ahora de un 777X.

El vídeo también incluye algunas tomas exteriores del avión y otras en vuelo. Es, sin duda, un avión espectacular.

Pero al 777X aún le quedan, de todos modos, muchas horas de vuelo en su programa de pruebas. La Autoridad Federal de Aviación de los Estados Unidos, un tanto escaldada del fiasco con el 737 MAX, ha decidido alargar el programa de certificación del modelo, con lo que no va a entrar en servicio hasta 2023 suponiendo que no haya más retrasos. La empresa lanzó el modelo en 2013.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD