Por @Wicho — 28 de Abril de 2022

Con varios días de retraso causados por el retraso en la vuelta a tierra de la misión Axiom Ax-1 la misión Crew-4 de la NASA llegaba esta pasada noche a la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo de la Crew Dragon Freedom de SpaceX. Llegaron a su destino en unas 16 horas tras orbitar la Tierra 10 veces; es el viaje más rápido hasta ahora de una Crew Dragon a la EEI.

A bordo de la cápsula iban Kjell N. Lindgren de la NASA como comandante; Robert Hines, también de la NASA, como piloto; Samantha Cristoforetti, de la Agencia Espacial Europea (ESA), como primera especialista de la misión; y Jessica Watkins, también de la NASA, como segunda especialista de la misión.

Toda la Crew-4 está en Twitter, así que he añadido a @astro_kjell, @Astro_FarmerBob, @AstroSamantha y @astro_watkins a mi lista En el espacio. Hasta el próximo 4 de mayo estará formada por nueve personas.

Estarán a bordo de la Estación hasta el 21 o el 22 de septiembre y formarán parte de la Expedición 67 a la EEI. Durante su tiempo a bordo llevarán a cabo numerosas investigaciones científicas en ámbitos como ciencia de materiales, tecnologías sanitarias y la fitotecnia para preparar la exploración humana más allá de la órbita terrestre baja y beneficiar la vida en la Tierra. También trabajarán en el mantenimiento de la Estación.

Póster promocional de la Expedición 67 – NASA
Póster promocional de la Expedición 67 – NASA

Al principio estaba programado que Samantha Cristoforetti se convirtiera en la comandante de la Estación. Pero ajustes en la programación de la rotación de tripulaciones han llevado a que el comando vaya a mantenerlo Oleg Artemyev y que Samantha tenga que contentarse con estar al mando del segmento estadounidense, que a pesar de su nombre incluye también módulos y componentes aportados por las agencias espaciales canadiense, europea y japonesa.

En la EEI les esperaban el ya citado Artemyev, Denis Matveev y Sergei Korsakov, también de Roscosmos; Thomas Marshburn, Raja Chari y Kayla Barron de la NASA; y Matthias Maurer de la ESA. Así, durante unos días la Estación estará ocupada por once personas. Pero será sólo hasta el 4 de mayo, cuando está previsto que Marshburn, Chari, Barron y a Maurer vuelvan a casa a bordo de de la Crew Dragon Endurance, poniendo fin a la misión Crew-3.

La tripulación Crew-4 ha tenido el placer de estrenar la Crew Dragon Freedom, a la que de hecho pudieron bautizar. Es la quinta y última Crew Dragon que planea fabricar SpaceX, que cree que con la adecuada gestión de rotaciones tiene suficientes para mantener la cadencia de misiones prevista antes de la entrada en servicio del Starship que está llamado a sustituirlas. Aunque quizás esto sea un poco optimista y por eso SpaceX podría reactivar la producción de Crew Dragon si fuera necesario. Como la Crew Dragon más nueva de la flota incorpora pequeñas mejoras con lo que SpaceX ha ido aprendiendo en lanzamientos anteriores y, ojo al dato, puertos USB para que la tripulación pueda cargar sus dispositivos móviles.

Ha sido el quinto lanzamiento de una misión tripulada a la EEI por parte de SpaceX tras la primera misión de prueba y las Crew–1, Crew-2 y Crew-3; es el séptimo lanzamiento tripulado de una Crew Dragon, pues a esos cinco hay que añadirles el de la misión Inspiration4 y el de la recién terminada Axiom Ax-1 ya mencionada arriba.

La primera etapa del Falcon 9 que lanzó la misión fue la B1067, que volaba su cuarta misión. Aterrizó sin problemas de vuelta en el espaciopuerto flotante A Shortfall of Gravitas, así que podrá volar una quinta vez.

El siguiente hito en las misiones tripuladas de la NASA está en el lanzamiento de la segunda misión de prueba de la cápsula Starliner de Boeing. Tras el fracaso de la primera y la cancelación de un primer intento de lanzamiento de la segunda por problemas con las válvulas del módulo de servicio el lanzamiento de este segundo intento está programado para el 19 de mayo. No deja de ser una repetición de la misión a ver si esta vez sale bien. Y tanto la NASA como Boeing se juegan mucho, aunque en especial Boeing, cuya imagen está bastante por los suelos a causa del enorme retraso y los problemas que acumula la entrada en servicio de la Starliner; de hecho todo indica que le costaron el puesto a la responsable de la división encargada.

Y luego vendrá el lanzamiento –o no– del cohete SLS con el que la agencia quiere volver a la Luna. Curiosamente –o no– el contratista principal es Boeing y también acumula años de retraso. De hecho un primer intento de cargarlo de propelentes para simular una cuenta atrás terminó en fracaso.

§

Nuestro libro: Se suponía que esto era el futuroEn nuestro libro Se suponía que esto era el futuro, que puedes encontrar en librerías y en las tiendas de libros electrónicos hay un capítulo completo dedicado a la Cronología de la era espacial, por si quieres saber más sobre todo esto.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC