Por @Wicho — 4 de Noviembre de 2022

La reentrada descontrolada del cohete Larga Marcha 5B chino que el lunes pasado puso en órbita el último módulo de su estación espacial ha provocado el cierre de parte del espacio aéreo español durante unas horas esta mañana.

China insiste en que los restos del cohete se desintegran en la atmósfera. Y con esa disculpa no toma ninguna medida para hacer una reentrada controlada. Pero se trata del más potente de su flota. Y son unas 22 toneladas de material las que reentran, de las que en más de una ocasión parte han llegado al suelo.

Así que ante la imposibilidad de saber si y dónde va a llegar algún resto al suelo –o cruzarse con una ruta aérea– se ha tomado la decisión de cerrar las operaciones en algunas zonas del espacio aéreo español entre las 9:19 y las 13:17, hora peninsular española (UTC +1 en esta época del año).

Según las estimaciones a primera hora de la mañana la etapa principal del cohete iba a reentrar en la atmósfera al oeste de las islas Azores en una trayectoria que traza un arco que pasa por el norte de Portugal, Valladolid, Zaragoza, Barcelona, las islas Baleares, Cerdeña, el empeine de la bota de Italia, y Grecia.

Estado de los paneles solares de InSight a su llegada y ahora – NASA/JPL-Caltech
Corredor que está siendo liberado de tráfico aéreo por si acaso – Controladores/Flightradar24

Pero en esa primera pasada no se produjo la reentrada; así que quedaba ver qué sucedía con la siguiente, que según los parámetros orbitales disponibles suponía una nueva pasada sobre la Península Ibérica. Aunque un poco más al sur, en este caso en un arco que la recorría de la costa portuguesa un poco al sur de Coimbra a Torrevieja, pasando un poco al sur de Cáceres y Ciudad real y casi exactamente por encima de Murcia.

Aunque esa segunda pasada ya no llegó a producirse: el Comando espacial de los Estados Unidos confirmaba la reentrada a las 11:01, de nuevo hora peninsular española, sobre el centro del Pacífico sur. Que es casi a dónde habría que haber apuntado de haber hecho una reentrada controlada.

Así que, pasado el susto, ahora toca ir retomando la normalidad. Y agradecer una vez más a @controladores su ímprobo trabajo. Y, si acaso, protestar un poco. Pero parece poco probable que China vaya a hacer mucho caso.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro