Por @Wicho — 4 de Noviembre de 2022

El SLS sobre su plataforma de lanzamiento y el transportador que lo mueve colocado ya en la plataforma 39B para el próximo intento de lanzamiento. Es un plano amplio que permite ver también los pararrayos que protegen la plataforma, la rampa por la que el cohete accede a ella, y parte de la trinchera por la que salen las llamas deflectadas durante los lanzamientos
El SLS de vuelta en la plataforma de lanzamiento – NASA/Joel Kowsky

Desde hace unas horas el primer cohete SLS de la NASA vuelve a estar en la plataforma de lanzamiento 39B del Centro Espacial Kennedy para intentar de nuevo lanzar la misión Artemisa I hacia la Luna¡.

La ventana de lanzamiento va del 12 al 27 de noviembre. Pero la NASA ha fijado como fecha del primer intento de lanzamiento el día 14 a las 12:07 locales, las 6:07 hora peninsular española (UTC +1). Si no puede lanzar ese día tiene como alternativa los días 16 y 19.

Hay que recordar que la primera vez en las que el SLS estuvo en la plataforma de lanzamiento varias fugas del hidrógeno líquido que se usa junto con oxígeno líquido como propelentes de la primera y la segunda etapa del cohete impidieron completar un ensayo de carga hasta en cuatro ocasiones.

Después de ser devuelto al Edificio de ensamblado de vehículos (VAB) para reparar los problemas detectados durante las pruebas, fue devuelto a la plataforma para intentar el lanzamiento por primera vez. Pero sendos intentos los días 29 de agosto y 3 de septiembre tuvieron que ser cancelados, de nuevo por fugas de hidrógeno líquido.

La agencia decidió entonces intentar las reparaciones necesarias sin llevarse el cohete de la plataforma de lanzamiento. Pero llegó el huracán Ian a la agencia no le quedó más remedio que llevarse el cohete al VAB para protegerlo. Allí, afortunadamente, no sufrió daño alguno y la agencia aprovechó para revisar todo lo necesario para intentar el lanzamiento en noviembre.

Así que aquí estamos otra vez.

Sólo que a la NASA se le acumulan un poco los problemas: los propulsores de combustible sólido que aportan la mayor parte del empuje durante los primeros minutos del lanzamiento están sólo certificados hasta el 9 y el 14 de diciembre. Y eso que la agencia ya extendió su certificación original de un año, que terminaba en marzo de 2022.

Pero es que la ventana de lanzamiento de diciembre, si Artemisa I no despega anted del 27 de noviembre, va del 9 al 23 de ese mes, lo que entra en conflicto con las fechas de certificación de los propulsores. Probablemente la NASA podría extender las fechas de certificación de nuevo, pero eso exigiría nuevas revisiones que podrían no estar listas antes de que terminen diciembre y su ventana de lanzamiento.

Con lo que a estas alturas le doy menos de un 50% de probabilidades a Artemisa I para despegar este año. De hecho, al paso que van las cosas, casi estoy dispuesto a creerme que el Starship de SpaceX hará su primer lanzamiento orbital antes que el SLS. De hecho el responsable del programa Artemisa en la propia NASA lo cree así también.

El SLS está en Twitter como @NASA_SLS; el equipo de tierra de la NASA que lo gestiona está en @NASAGroundSys. La Orión es @NASA_Orion. El programa Artemisa es @NASA_Artemis. Todas ellas están en mi lista de Twitter de cuentas relacionadas con el espacio.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro