Por @Wicho — 4 de Noviembre de 2022

Kathleen Booth de pie junto a un ordenador con el que está trabajandoDesde hace unos años el primer viernes de noviembre se celebra el Día de la pluma estilográfica, que en redes sociales se mueve con la etiqueta #FountainPenDay. Así que el de 2022 es precisamente hoy.

La idea es adoptar, promover y compartir el uso de las plumas estilográficas. Que son un vicio como cualquier otro en el que te puedes dejar lo que no está escrito porque, por haber, las hay que cuestan miles y miles de euros.

Yo, salvo un interludio del que me recuperé hace año y pico ya, hace muchos años que escribo con pluma; es un placer redescubierto. Así que quiero compartir mi vicio con quienes nos leéis. Pero con una pluma muy asequible.

Desde que la descubrí mi recomendación para ver si te gusta escribir con pluma o no es la Lamy Safari. Sale en unos 20 € y escribe muy bien. La forma de su boquilla ayuda a sujetarla del modo adecuado. Y además el plumín es fácilmente intercambiable por si quieres probar distintos puntos. También se puede usar con un adaptador de carga mediante émbolo para huir de los cartuchos plásticos y así meterse en el otro vicio relacionado que es el de las tintas para pluma.

La Safari está disponible en múltiples colores, y cada año el fabricante saca uno o dos ediciones especiales para hacernos tener un motivo –o dos– para comprar otra Safari. Las de este año son en color crema y fresa, que es la que ves ahí a la derecha. A diferencia de las Safari normales, el clip va a juego con el color del cuerpo.

Es extremadamente popular, así que la podéis encontrar sin problemas en casi cualquier papelería un poco decente o en línea en cienes de sitios.

Yo a estas alturas ya unas 15 plumas, aunque no dejo de ser un mero aficionado. Entre ellas están una Safari roja y otra azul, aunque ahora ando tras una retro en blanco con detalles negros. Y prácticamente otros tantos botes de tinta. Que como decía ahí arriba lo de la tinta para pluma también es un vicio.

Pero sin duda mi pluma preferida actual es la Parker 51 clásica en cualquiera de sus variantes. De esas tengo ya tres o cuatro. Sólo que hace años que no se fabrica, así que hay que buscarla en sitios de subastas y tal.

Así que live long and prosper y escribe con pluma ;)

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo