Por @Wicho — 4 de Noviembre de 2022

Una primera etapa con alas desciende colgada de un paracaídas mientras que un gancho intenta pescarla desde la parte superior de la ilustración. En la parte superior se lee el nombre de la misión, Catch me if you can; en la parte inferior se lee Rocket LabHace unas horas Rocket Lab lanzaba su novena misión de este año. Bautizada Catch Me If You Can, su principal objetivo era poner en órbita el satélite MATS de la Agencia Espacial Nacional de Suecia, lo que consiguió sin problemas. Pero lo que falló fue el intento de pescar la primera etapa al vuelo. Era la segunda vez que la empresa intentaba tal maniobra.

La idea es reutilizar tantos componentes de cada cohete como sea posible, idealmente una primera etapa entera. Y para ello Rocket Lab lo que quiere es cazarla en el aire. Utiliza para ello un helicóptero Sikorsky S-92 del que cuelga un cabo con un gancho que tiene que capturar el paracaídas. Una vez enganchado el paracaídas, la tripulación del helicóptero depositará la primera etapa en una embarcación. Aunque más adelante la llevarán de vuela directamente al complejo de lanzamiento.

Un primer intento en mayo de 2022 estuvo a punto de tener éxito. Pero el piloto del helicóptero, tras haber conseguido enganchar la primera etapa del cohete, no estaba satisfecho con las sensaciones que estaba teniendo y la soltó para que siguiera su descenso al mar con su paracaídas. Esa primera etapa fue pescada –flotan– y el motor probado con éxito una vez reacondicionado.

Hoy se perdió la telemetría de la primera etapa durante el descenso, así que, tal y como dictan los protocolos de seguridad, el helicóptero abandonó la zona al no recibir datos acerca de la posición de la primera etapa que tenía que recoger. A fin de cuentas, nadie quiere que le caiga un cohete en la cabeza.

La primera etapa fue pescada en el mar, de todos modos, para ser estudiada y reacondicionada y, eventualmente, para que todos los componentes que se puedan aprovechar, vuelvan a volar.

En esta casa, no lo ocultamos, somos muy «fanses» de Rocket Lab y del Electrón; a menos que se tuerzan mucho las cosas están llamados a convertirse en la SpaceX y el Falcon 9 de los lanzamientos de cargas pequeñas. La empresa está en Twitter como @RocketLab. Su director, Peter Beck, que tuitea información muy interesante, es @Peter_J_Beck.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo