Por @Wicho — 2 de Septiembre de 2022

Oh, un vídeo de un motor cohete funcionando. Vaya… Pero resulta que es el motor Rutherford de la primera etapa del cohete Electrón con el que Rocket Lab lanzó la misión There And Back Again en mayo. La primera etapa fue recuperada tras su descenso en paracaídas, aunque el intento de pescarla en el aire con un helicóptero no salió bien y al final terminó por amerizar suavemente.

Tras revisar el motor la empresa ha conseguido hacerlo funcionar durante 200 segundos, lo que son unos 50 segundos más de lo necesario durante un lanzamiento. También han conseguido pararlo y arrancarlo de nuevo varias veces.

El motor encendido en el banco de pruebas
El motor en cuestión encendido en el banco de pruebas – Rocket Lab

Es un importante paso adelante en los planes de Rocket Lab de hacer reutilizable la primera etapa del Electrón, aunque aún no dan fechas para el primer lanzamiento con una primera etapa «repescada». Y no está nada mal para un motor impreso en 3D.

En esta casa somos muy «fanses» de Rocket Lab y del Electrón; a menos que se tuerzan mucho las cosas están llamados a convertirse en la SpaceX y el Falcon 9 de los lanzamientos de cargas pequeñas. La empresa está en Twitter como @RocketLab. Su director, Peter Beck, que tuitea información muy interesante, es @Peter_J_Beck.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC