Por @Wicho — 31 de Enero de 2022

Impresión artística de un Twin Otter con la librea de Surcar Airlines
Impresión artística de un Twin Otter con la librea de Surcar Airlines – Surcar Airlines

Esta semana Surcar Airlines hará varios vuelos de prueba en los que un hidroavión irá del puerto de Santa Cruz de Tenerife al de Santa Cruz de la Palma y al de Las Palmas de Gran Canaria. La idea es, a partir del otoño de 2022, ofrecer vuelos regulares en esas rutas y, con el tiempo, extenderlos a todas las capitales de las islas.

La empresa estima que entre personas que viajen por negocios, principalmente durante la semana, y quienes lo hagan por turismo, podrá vender unas 15.000 plazas al año. El atractivo principal será el tiempo necesario para los desplazamientos: 30 minutos de vuelo –igual que Binter o Canary Fly– más los controles de seguridad al embarque, que procurarán hacer más ágiles que en los aeropuertos. Además apuntan hacia una mayor sostenibilidad al ahorrar los desplazamientos a y de los aeropuertos.

Surcar Airlines operará con aviones anfibios de Havilland Canada DHC-6 Twin Otter, que son como el Airbus A320 o el Boeing 737 de los operadores de este tipo de aviones en cuanto a su ubicuidad, aunque no en cuanto a su capacidad, claro, limitada a unas 20 plazas según configuraciones. Para ello contará con la colaboración de Nordic Seaplanes, que vuela una línea que une las ciudades de Copenhague y Aarhus con Twin Otters; de hecho el avión que hará los vuelos de demostración es de Nordic Seaplanes. La empresa danesa también participa en el accionariado de Surcar.

El Twin Otter de Nordic Seaplanes que hizo los vuelos de prueba en el puerto de Las Palmas - Surcar Airlines
El Twin Otter de Nordic Seaplanes que hizo los vuelos de prueba en el puerto de Las Palmas - Surcar Airlines

De lo que no hay información todavía es de las tarifas por aquello de poder compararlas con las que ofrecen Binter y Canary Fly para sus vuelos entre las islas o con las de los enlaces por mar de las navieras Armas y Fred Olsen. Aparecerá en su momento en la web de Surcar, supongo.

Pero en cualquier caso la empresa aún tiene que terminar de tramitar las autorizaciones necesarias. Y es que en España la operación de este tipo de aeronaves está muy restringido. De hecho prácticamente las únicas que pueden volar son los «botijos» apagaincendios del 43 Grupo del Ejército del Aire y aquellas contratadas por el Ministerio de Agricultura y algunas Comunidades Autónomas. Así que la operación de Surcar depende de una nueva regulación por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) apoyada en un informe técnico del INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) en el que se analiza el uso de hidroaviones de pasajeros en los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife desde el punto de vista de la seguridad y no afección al tráfico portuario.

Si Surcar Airlines se sale con la suya y se aprueba esta nueva regulación puede que llegue a tiempo de rescatar el proyecto de Isla Air Express, que desde 2018 habla de conectar las Baleares de la misma manera pero que hasta ahora no ha conseguido despegar.

La aerolínea está en Twitter como @SurcarCanarias.

_____
¹ Aunque sólo desde la semana pasada. Esto es un poco vivir la vida loca.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo