6 de Noviembre de 2019

Bajo el título «The e-tron room: The Future Paradox» Audi ha diseñado una experiencia interactiva que tuvimos ocasión de probar y que es sencillamente flipante. Se trata de una mezcla entre un «escape room» y un entorno de realidad virtual completamente inmersiva; algo que recibe el bien merecido nombre de hiperrealidad.

De hecho es todo tan real que hasta puedes tocar y sentir los objetos virtuales y pasar un buen rato como si estuvieras dentro de una película. Una vez dentro de la habitación hay que encontrar objetos, resolver rompecabezas lógicos y buscar la solución a todos los enigmas planteados. (Y sí: hay paradoja.)

The e-tron room: The Future Paradox / Audi

Cuanto menos se sepa del argumento antes de entrar a la habitación casi mejor, pero se puede explicar en qué consiste sin spoilers. Como el título, tráilers y la ambientación de la web ya anticipan se trata de una aventura de viajes en el tiempo. Pueden participar hasta 4 personas a la vez: van equipadas con gafas de realidad virtual VivePro, micrófonos, auriculares y sensores de posición en pies y manos antes de entrar a una gran sala. Todo estupendamente ambientado, incluyendo la presencia de un actor que hace las veces de guía.

The e-tron room: The Future Paradox / Audi

Una vez activadas las gafas todo lo que se percibe es ya virtual. La tecnología detecta los movimientos de la mirada y del cuerpo y junto con las 36 cámaras que hay en la sala se pueden ver los avatares de los otros viajeros del tiempo; también se pueden ver las propias manos e interactuar con pantallas, botones y otros objetos. La calidad de imagen es sumamente realista e impactante, hasta el punto de que hay espejos con reflejos. Decir «sumamente realista» es quedarse corto.

Pero lo más divertido es que buena parte de esa interacción es con objetos reales (cubos, tubos, mecanismos) que aparecen en la sala y que tienen su equivalente virtual con objetos simulados en los visores. En otras palabras: esos objetos son físicos, sólidos, con peso y se sienten al tacto; de hecho puedes encontrarte palpando y moviendo un cubo con las manos entre dos o tres personas para llevarlo a otro lugar del escenario y en realidad lo que estás viendo es un cubo-3D de colores luminosos en tu visor.


    The e-tron room: the Future Paradox
    ¿Dónde?
    • Madrid: hasta el 13 de noviembre
    • Barcelona: próximamente, del 27 de enero al 16 de febrero
    Reserva de plazas
    • Gratuitas. Debido al éxito no hay plazas para Madrid. Puedes apuntarte en la lista de espera para esta experiencia o esperar a enero para vivirlo en Barcelona. www.etronroom.es
    Códigos y pistas en las redes sociales de Audi España

La tecnología de hiperrealidad permite además crear diferentes vistas para cada jugador. Por ejemplo uno de los escenarios más espectaculares se divide como al estilo «templo maldito» de Indiana Jones: mientras una pareja sube, la otra baja, y se les puede ver muy a lo lejos. Es todo tan realista, sonidos incluidos, que a menos que te pares a pensarlo no te das cuenta de que no estás girando en una caverna subterránea mágica, sino de pie en una nave a oscuras, lo cual no sé si es mejor o peor.

The e-tron room: The Future Paradox / Audi

La temática y el guión de The Future Paradox son además estupendos y con los muchísimos detalles de ambientación muy bien trabajados: se viaja a épocas remotas, al inicio de la Era Moderna, al Nueva York de la época de Edison (y Tesla) y a una divertidísima experiencia con videojuegos en la mejor de las décadas de la historia: la de los años 80. Además, para que nadie se atasque en ninguna línea temporal siempre acompaña un pequeño robot –al que nosotros pusimos de mote Wally– que hace de guía y da algunas pistas cuando hace falta.

Al llegar al futuro se descubre el nuevo Audi e-tron, un coche digno del futuro: completamente eléctrico (cero emisiones de CO2), con más de 400 km de autonomía, potencia de 300 kW (408 CV), recarga completa en unas 8 horas (30 minutos para el 80% en cargadores industriales), tres pantallas para conducción, navegación y confort, retrovisores exteriores que en realidad son cámaras y sistemas de ayuda a la conducción de todo tipo. Los detalles paradójicos sobre la experiencia temporal quedan reservados para quienes tengan ocasión de vivirla. Debido al éxito no hay plazas para Madrid. Puedes apuntarte en la lista de espera para esta experiencia o esperar a enero para vivirlo en Barcelona: www.etronroom.es.

#etronroom

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear