Por @Wicho — 16 de Julio de 2018

Aunque es, con diferencia, la estrella que nos parece más grande de todas las que alcanzamos a ver el Sol, nuestro Sol, no es más que una enana amarilla normalita del todo. Y este vídeo, que muestra cómo se verían otras estrellas en el lugar del Sol, lo deja bien claro.

Las protagonistas son el Sol, con sus 695.700 kilómetros de radio; Alfa Centauri A, con 851.000; Sirio, con 1.190.000; Vega, con 1.960.000; Pólux, con 5.560.000; Arturo, con 17.670.000; Aldebarán, con 30.750.000; Rigel, con 54.260.000; Antares, con 640.300.000; y Betelgeuse con 820.900.000.

Eso sí, dado, que el Sol está a unos 150 millones de kilómetros de la Tierra las estrellas están colocadas de tal forma que su borde más cercano a la Tierra coincide con el del Sol, pues de otro modo Anteres y Betelgueuse no cabrían.

Y, por supuesto, nosotros no existiríamos si nos hubieran cambiado el Sol por cualquiera de esas otras estrellas… y la Tierra casi con toda seguridad tampoco, en especial en el caso de las más grandes.

(Vía Tokaidin).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear