Por @Wicho — 1 de Abril de 2021

FAST completado
FAST ya terminado - Observatorio Astronómico Nacional de China/Academia China de las Ciencias

El Observatorio Astronómico Nacional de China acaba de empezar a recibir propuestas para que equipos de otros países puedan utilizar el radiotelescopio FAST, que lleva en funcionamiento desde 2016, aunque no entró en servicio de forma oficial hasta enero de 2020. Serán observaciones que se lleven a cabo entre agosto de 2021 y julio de 2022. Un 10% del tiempo disponible será reservado para propuestas de fuera de China.

Con el colapso del radiotelescopio de Arecibo el pasado mes de diciembre es más que seguro que habrá piñas para conseguir tiempo en el FAST. Aunque también hay consideraciones políticas que pueden hacer que equipos de algunos países no puedan o no quieran presentar propuestas.

FAST, de Five hundred meter Aperture Spherical Telescope, Telescopio esférico de 500 metros de apertura, es el radiotelescopio «de una pieza» más grande del mundo, pues cuenta con un reflector de 500 metros, como su propio nombre indica. Su superficie es de 71.000 metros cuadrados, equivalente a unos 10 campos de fútbol. Aunque tiene la peculiaridad de que el reflector está formado por 4.600 paneles triangulares que se pueden orientar individualmente, lo que le permite observar el cielo en 40 grados alrededor de su vertical en vez de sólo en su vertical. Arecibo, por ejemplo, contaba con un receptor móvil que le permitía cubrir hasta 20 grados, y su superficie reflectora era de 50,.000 metros cuadrados, algo más de siete campos de fútbol.

Gente en el FAST
FAST durante su construcción; se pueden apreciar los paneles triangulares que forman su plato. Y también se ven unas personas, que dan una idea de su tamaño - Observatorio Astronómico Nacional de China/Academia China de las Ciencias

Aparte de eso FAST es unas dos veces y media más sensible que Arecibo pero cubre menos frecuencias y no dispone de un emisor de radar como el que tenía Arecibo y que le permitía estudiar la superficie de otros planetas y medir la trayectoria de asteroides.

En definitiva, no sustituirá a Arecibo aunque sólo sea por cuestiones del tiempo de observación disponible, pero en general parece una buena noticia de cara a la colaboración internacional, por mucho que sea inevitable mezclar este anuncio con la política.

En esta línea China también ha empezado a intercambiar datos con la NASA sobre las misiones que tienen en Marte, y también ha abierto a la colaboración internacional su estación espacial, aunque hace ya más tiempo. El lanzamiento de su primer módulo, por cierto, se espera que sea lanzado este mismo mes.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD