Por @Alvy — 5 de Diciembre de 2016

Este vídeo muestra de forma un tanto exagerada, desconcertante y en cierto modo melódica los botes y rebotes de unos potentes imanes de neodimio grabados a 4.000 fotogramas por segundo (unas 160 veces respecto a la velocidad real). Lo que va a suceder al final ya lo sabemos; lo interesante es verlo tan despacio.

La técnica y la iluminación no son gran cosa porque se trataba simplemente de unas pruebas que hizo Taofledermaus a modo de experimento –a pesar de que la cámara es una Chronos de 2.500 dólares– pero digamos que lo compensa la apropiada música.

El comportamiento tan extraño se debe lógicamente a que a la física de las fuerzas de giro, rebotes, etcétera hay que sumar la atracción y repulsión de los polos de los imanes. Esto hace que a veces el imán se acerque y de repente se aleje, debido a que no podemos ver a simple vista estas fuerzas que hacen valer su efecto a cortas distancias.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


El origen de las especies

EUR 2,84

Comprar


La vida inmortal de Henrietta Lacks

EUR 9,45

Comprar


Felt Time: The Psychology of How We Perceive Time

EUR 8,99

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección