Por @Wicho — 14 de Enero de 2019

Recargas fallidas en malva

Marie Mawad es usuaria habitual de coches eléctricos en París, donde hay puntos de recarga repartidos por prácticamente toda la ciudad. Pero tras ver en una encuenta que a muchos conductores alemanes y franceses les preocupa más no poder cargar la batería que las limitaciones en la autonomía decidió hacer un experimento.

Así que alquiló un Tesla Model S de 215 y emprendió un viaje de ida y vuelta de París a Mannheim*, algo menos de 550 kilómetros que Google Maps dice que se pueden recorrer en unas 10 horas y 30 minutos. Ningún problema, en principio, para salir un día, dormir en destino, y volver al siguiente.

Pero Marie terminó tardando cuatro días en hacer el viaje en los que estuvo 11 horas y 42 minutos cargando la batería del coche. Y eso sin contar el tiempo perdido en intentos de carga fallidos y en desvíos para buscar estaciones de recarga que la apartaban de la ruta óptima.

¿Los problemas que tuvo? Estaciones de recarga estropeadas. Estaciones de recarga en las que los Tesla no son bienvenidos. Estaciones de recarga en las que hay que darse de alta con días de antelación. Estaciones de recarga en las que en teoría puedes darte de alta al momento… si no falla la app del móvil para hacerlo. Hoteles en cuyo aparcamiento no es que no haya estaciones de recarga, es que ya no hay enchufes. Y el frío, que en el caso del viaje de Marie hizo que la batería del Tesla rindiera por debajo de lo que se espera de ella.

Los detalles están en Road Tripping Around Europe in a Tesla Is Less Fun Than You’d Think, aunque para ser justos los problemas que tuvo tienen poco que ver con que fuera un Tesla; le habría pasado tres cuartos de lo mismo con cualquier otro coche eléctrico. Marie dice que, como le aconsejaron, mientras la infraestructura de puestos de recarga no sea mucho más tupida, hay que planear los viajes en función de los puntos de recarga de la batería.

Pero vaya, nada que pueda sorprender a Juan Francisco Calero, que hace un tiempo ya nos hablaba de la aventura de intentar viajar en coche eléctrico por España adelante, que suponen más o menos los mismos problemas.

*Mannheim porque ese fue el destino del primer viaje de «larga distancia» en coche de la historia.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

Microsiervos Selección


Star Wars: Millennium Falcon: Owner

EUR 26,73 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Mala ciencia: No te dejes engañar por curanderos, charlatanes y otros farsantes

EUR 9,45

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección


PUBLICIDAD