Por Nacho Palou — 13 de Diciembre de 2005

Los motores principales de la Lanzadera Espacial son el ingenio mecánico con la temperatura de servicio más extrema: el combustible, hidrógeno líquido a -253 grados centígrados (-423 grados Fahrenheit) es el segundo líquido más frío de la Tierra [el primero es el helio líquido]. Cuando el hidrógeno y el oxigeno líquido se queman la temperatura en la cámara de combustión principal es de 3.316 grados centígrados (unos 6.000 grados Fahrenheit), mayor que la temperatura de fundición del hierro.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo