Por @Wicho — 3 de Agosto de 2007

Aunque siempre se dice que el Sol sale por el este y se pone por el oeste en realidad, debido a la inclinación del eje de rotación de la Tierra y al movimiento de traslación de esta alrededor del Sol, esto sólo ocurre dos días al año, los días de los equinoccios, cuando el día y la noche duran lo mismo. Durante el resto del año en el hemisferio norte el punto por el que sale y se pone el Sol se desplaza hacia el norte en primavera y verano, y hacia el sur en otoño e invierno, mientras en el hemisferio sur el movimiento aparente es el contrario.

Este desplazamiento alcanza sus máximos durante los solsticios de invierno y verano, que en el hemisferio norte son respectivamente el día más corto del año y en el que el Sol está más bajo sobre el horizonte al alcanzar su cenit y el día más largo del año y en el que el Sol está más alto al alcanzar el cenit, lo que de nuevo se invierte en el hemisferio sur. Los dos puntos máximos de desplazamiento son los que marcan el Trópico de Capricornio y el Trópico de Cáncer. (Fuente: Mi compañero Josá Antonio en un curso de iniciación a la astronomía; me lo recordó el bonito amanecer de hoy.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


The Codebreakers

EUR 63,88 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Elloquent JavaScript

EUR 24,96

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección