Por @Wicho — 25 de Noviembre de 2018

A las 20:40, hora peninsular española, del lunes 26 de noviembre de 2018 la sonda InSight se separará del módulo de transporte que le ha servido de guía en los 205 días que les ha llevado llegar hasta Marte.

Tendrá siete minutos para colocarse en el ángulo preciso, de 12 grados, para poder entrar en la atmósfera marciana. Si el ángulo es mayor, se quemará en ella. Si el ángulo es menor, saldrá rebotada hacia el espacio. Porque a las 20:47, a unos 125 kilómetros de altura sobre la superficie de Marte, se producirá su entrada en la atmósfera a unos 19.800 kilómetros por hora.

InSight durante la entrada en la atmósfera de Marte
InSight durante la entrada en la atmósfera de Marte – NASA/JPL-Caltech

En los siguientes 6 minutos y 29 segundos un montón de sensores y dispositivos, así como varios miles de líneas de código tienen que funcionar a la perfección para que 16 segundos antes de tomar contacto con el suelo InSight esté a unos 50 metros de altura y desplazándose a tan sólo 8,64 kilómetros por hora.

Y si todo ha ido bien a las 20:53 los sensores de sus patas detectarán el contacto con el suelo y pararán los motores.

A InSight le acompañan dos CubeSat, los gemelos MarCO-A y MarCO-B, que tienen como misión principal recibir la telemetría de la sonda durante el aterrizaje y retransmitirla inmediatamente a Tierra.

Pero ojo, debido a la distancia a la que está Marte de nosotros las señales de radio tardan 8,1 minutos en llegar a la Tierra desde allí, a lo que hay que añadirle unos segundos de procesado de la señal a bordo de los MarCO.

Modelo a esala real de uno de los MarCO
Modelo a esala real de uno de los MarCO – NASA/JPL-Caltech

Así que para cuando en la Tierra estemos recibiendo las primeras señales a través de los MarCO acerca de la entrada de InSight en la atmósfera en realidad todo habrá terminado ya para bien o para mal.

Otra opción es escuchar la portadora –la señal base de InSight– mediante antenas terrestres como las del Observatorio Green Bank en Virginia Occidental y la del Instituto Max Planck para Radio Astronomía en Effelsberg, en Alemania. La potencia con la que llegue será muy pequeña como para poder extraer información de ella, pero si pasada la hora de aterrizaje prevista se sigue recibiendo la portadora eso es señal de que InSight está de una pieza sobre la superficie de Marte.

Además de los CubeSat la NASA tiene programada otra opción: la Mars Reconnaissance Orbiter estará escuchando y grabando la señal de InSight. Pero no puede retransmitirla a la Tierra al mismo tiempo. Así que habría que esperar unas horas a que la MRO, que además intentará fotografiar a InSight durante su descenso, pueda transmitir la información que ha grabado a la Tierra.

Los siete minutos de terror de InSight se podrán seguir en NASA TV a partir de las 20:00. Además la misión está en Twitter como @NASAInSight.

Pero aún queda un paso crítico para el éxito de la misión: a las 21:09, una vez que ha pasado el tiempo suficiente como para que el polvo levantado en el aterrizaje se haya aclarado, comenzará el despliegue de los paneles solares de la sonda, despliegue que debe estar terminado a las 21:25. Aunque si falla InSight morirá en cuanto se agoten sus baterías internas. Y no lo sabremos hasta eso de las 2 de la mañana del 27 cuando la Mars Odyssey salga de detrás del horizonte marciano y pueda ponerse en contacto con InSight para ver si se han desplegado correctamente los paneles o no.

Hasta la fecha aproximadamente un 60% de las misiones enviadas a Marte han fallado, aunque es muy cierto que en los últimos años, según hemos ido aprendiendo de fallos anteriores y la tecnología ha ido mejorando el porcentaje de éxitos está creciendo.

Lugar donde va a aterrizar InSight
Lugar donde va a aterrizar InSight – NASA/JPL-Caltech

InSight sobre Marte con sus instrumentos desplegados
InSight sobre Marte con sus instrumentos desplegados – NASA/JPL-Caltech

Así que esperemos que InSight contribuya a que crezca el número de misiones que llegar con éxito a Marte y que pueda estudiar la geología del planeta y tomarle la temperatura desde su lugar de aterrizaje en Elysium Planitia.

(Algunos datos vía The Planetary Society).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear