Por @Wicho — 24 de Agosto de 2019

La Soyuz MS-14 cerca de la EEI
La Soyuz MS-14 cerca de la EEI - NASA

A las 7:36, hora peninsular española, del 24 de agosto de 2019, Aleksey Ovchinin, el comandante de la Estación Espacial Internacional, pulsaba el gran botón rojo que iniciaba el comando de abortar la aproximación de la cápsula Soyuz MS-14 a la EEI.

Siguieron unos minutos de desconcierto durante los cuales ni la tripulación de la Estación ni desde el control de la misión tenían muy claro dónde estaba la cápsula ni que estaba haciendo. Aunque al final resultó que estaba dirigiéndose a una órbita por encima y detrás de la EEI, tal y como estaba programada.

Lo del gran botón rojo es una licencia poética. El resto no. La MS-14 había mostrado un comportamiento un tanto errático durante su aproximación a la Estación Espacial Internacional así que cuando estaba a unos 60 metros de esta y dado que seguía moviéndose de una forma un tanto errática Ovchinin decidió abortar el proceso.

Desde el control de la misión creen que un fallo en un amplificador situado en la Estación de las señales del sistema Kurs es el responsable del problema. Kurs es el sistema de guiado que permite a las Soyuz acoplarse automáticamente en la Estación; con una señal degradada es lógico que la MS-14 no consiguiera centrarse en su trayectoria.

Las cápsulas de carga Progress llevan un sistema denominado TORU que permite tomar su control desde el interior de la Estación si falla el Kurs para llevar a cabo un acoplamiento manual. Pero las Soyuz MS no montan el sistema TORU porque lo normal es que haya una persona a bordo que pueda tomar los mandos y hacer un acoplamiento manual si es necesario. Así que no había manera de tomar el control desde la EEI; por eso Ovchinin no tuvo más opción que abortar la maniobra.

Practicando con el sistema TORU
Alexander Y. Kaleri practicando con el sistema TORU - NASA

Nuestro amigo Skybot F-850 (también conocido como Fyodor) tampoco podía hacer nada; de hecho sólo iba cantando las distancias entre la Soyuz MS-14 y la EEI hasta que a unos 160 metros se quedó callado, igual porque los datos que recibía no coincidían con lo que su programación esperaba.

De hecho Skybot F-850 sirve más bien para poco en su estado actual, sobre todo porque el desarrollo de su software de autonomía va con muchos años de retraso. Y si alguna vez es lo suficientemente «listo» como para asumir el mando de una nave espacial lo lógico es que lo haga mediante un enlace de radio o mediante una conexión por cable; no tiene sentido que pierda el tiempo en mover sus brazos y dedos cuando puede dar las órdenes de forma prácticamente instantánea en forma electrónica.

La idea ahora es cambiar el amplificador del sistema Kurs que está fallando y volver a intentar el acoplamiento el lunes 26… aunque antes de eso los tripulantes del segmento ruso tendrán que localizar el amplificador de repuesto. Y cuando les preguntaron si sabían dónde estaba dijeron que creían que sí pero que mejor si les podían enviar una foto, lo que a mi me da la impresión de que en realidad no tienen ni idea de dónde está. A ver si aparece en la base de datos de cosas que hay en la EEI y la base de datos está actualizada.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

Microsiervos Selección


1984

EUR 4,74

Comprar


Einstein

EUR 9,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección


PUBLICIDAD

TASCHEN