Por @Wicho — 28 de Enero de 2019

La calidad del vídeo no es gran cosa pero creo que merece la pena verlo porque cuenta una historia que creo que es bastante desconocida: la de como dos profesores y un grupo de alumnos de la escuela de secundaria de Kettering en el Reino Unido descubrieron la existencia del cosmódromo de Plesetsk antes que ninguna agencia de inteligencia occidental.

En 1960 Geoff Perry y Derek Slater, dos de los profesores del la escuela, habían montado un laboratorio de radio con el que seguir las señales de satélites artificiales, empezando con las del Sputnik 4. Para 1964 la actividad de lanzamientos era tan frenética que reclutaron a algunos alumnos y formaron el Kettering Grammar School Satellite Tracking Group, el Grupo de seguimiento de satélites de la escuela de secundaria de Kettering.

Perry a los mandos de la estación de escucha
Perry a los mandos de la estación de escucha

Y en 1966 llegó su momento de gloria: los datos de seguimiento del satélite de reconocimiento Cosmos 112, lanzado el 17 de marzo, indicaban claramente que el lanzamiento se había producido mucho más al norte que otros lanzamientos anteriores. Perry envió una carta a la revista Flight International indicando que Sven Grahn, otro seguidor de satélites aficionado de Suecia, sugería que las observaciones indicaban que el lanzamiento tenía que haberse producido desde el sur del óblast de Arcángel, algo con lo que él estaba de acuerdo.

Pero sería el seguimiento del Cosmos 129 en octubre lo que le permitiría afinar hasta afirmar que el nuevo sitio de lanzamiento estaba a 200 millas al sur de la ciudad de Arcángel… lo que no está nada mal para los cálculos hechos por unos aficionados porque Plesetsk está a 200 kilómetros al sur de la ciudad, algo menos de esas 200 millas que estimaban en el Kettering Grammar School Satellite Tracking Group.

(Vía AMSAT-UK).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear