Por @Wicho — 13 de Octubre de 2021

Lo que me habéis dado es la experiencia más profunda que puedo imaginar. Estoy tan emocionado por lo que acaba de suceder. Simplemente extraordinario. Espero no recuperarme nunca de esto. Espero poder conservar lo que siento ahora, no quiero perderlo.

– William Shatner
tras su vuelo al espacio

Con 90 años William Shatner, quien siempre será recordado por haber interpretado al capitán James T. Kirk en la serie original de Star Trek, acaba de convertirse en la persona de más edad en viajar al espacio. Lo ha hecho en el segundo vuelo tripulado de un cohete New Shepard de Blue Origin, a bordo de la cápsula RSS First Step.

Sin dejar de ser un vuelo suborbital ha alcanzado los 107 kilómetros de altitud sobre el nivel del mar. Así que ha superado claramente la Línea de Kármán, situada por convención en los 100 kilómetros de altitud, el límite generalmente reconocido como el espacio. Así que llamémoslo astronauta o participante en un vuelo espacial o turista espacial lo que está claro es que por fin ha ido al espacio.

Shatner era un invitado de Blue Origin en este vuelo. Iba acompañado por Audrey Powers, vicepresidenta de operaciones de vuelo de la empresa, que además de disfrutar de la experiencia hacía como de conejillo de indias para ver cosas mejorables en el vuelo; y por Chris Boshuizen, antiguo ingeniero de la NASA y cofundador de Planet Labs, y Glen de Vries, Vicepresidente de Ciencias de la Vida y Salud de Dassault Systèmes y cofundador de Medidata. Ambos pagaron por su vuelo.

Chris Boshuizen se convierte así en el primer ciudadano australiano en volar al espacio. O en el primer ciudadano australiano que conserva la nacionalidad al hacerlo, pues le precedieron Paul Scully-Power y Andy Thomas, aunque cuando volaron al espacio ambos habían obtenido la nacionalidad estadounidense.

Fue el cuarto vuelo para este cohete en particular, el NS4, y el quinto para la RSS First Step.

Habrá que ver qué ritmo de lanzamientos es capaz de mantener la empresa –el anterior lanzamiento tripulado de un New Shepard fue el 20 de julio– pero poco a poco iremos viendo como cada vez más personas normales pueden ir al espacio, aunque sólo sea unos minutos. Normales y, suponemos, con mucho dinero, aunque Blue Origin no ha desvelado cuánto han pagado Boshuizen y de Vries por sus asientos. Tampoco sabemos cuándo va empezar Blue Origin a utilizar la capacidad completa de sus cápsulas, pues tienen espacio para seis personas.

Y es que si no me fallan las cuentas en lo que va de 2021 han viajado al espacio 14 personas que no forman parte de una agencia espacial en los dos lanzamientos tripulados del New Shepard, la misión Inspiration4, y en la Soyuz MS-19. Si añadimos las personas que han ido a bordo de los vuelos de Virgin Galactic, que no cruzan la Línea de Kármán, el total sube a 21 personas distintas; 22 si contamos dos veces a David Mackay, que pilotó los dos vuelos de Virgin Galactic. Esto frente a las 11 personas que han ido al espacio y que forman parte de una agencia espacial en la Soyuz MS-18, la Shenzhou 12, la Crew 2, y la Soyuz MS-19.

Así que, como decía Boshuizen en una entrevista previa al lanzamiento, es muy probable que en el futuro recordemos 2021 como el año en el que el acceso tripulado al espacio dejó de ser cosa de las agencias espaciales para pasar a ser cosa de empresas privadas.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD