Por @Wicho — 13 de Noviembre de 2018

Virgin Orbit está cada vez más cerca de poner en vuelo a Cosmic Girl con un cohete LauncherOne bajo su ala, pues acaban de hacer sus primeras pruebas de rodaje a alta velocidad, incluyendo un despegue abortado a unos 200 kilómetros por hora.

Estas pruebas fueron también las primeras en las que el LauncherOne tenía cargado el software de vuelo, con lo que estuvo produciendo datos y reaccionando a las pruebas como lo haría en un día de lanzamiento.

Bajo del ala, bajo del ala…

Un cohete LauncherOne, con un poco más de 23 metros de largo y un peso ligeramente inferior a los 26.000 kilos, es capaz de colocar hasta 300 kilos en órbita heliosíncrona de 500 kilómetros o 500 kilos a 230 kilómetros. La gran diferencia con otros cohetes de su categoría es que está diseñado para ser lanzado desde un avión –Cosmic Girl es un Boeing 747 modificado para esta tarea– lo que le permite evitarse muchos de los problemas asociados a la meteorología adversa en tierra.

Los primeros lanzamientos están previstos para 2019, si todo va bien.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear