Por @Wicho — 25 de Mayo de 2022

La Dragon C2 en la Estación Espacial Internacional – André Kuipers/ESA
La Dragon C2 en la Estación Espacial Internacional – André Kuipers/ESA

Hoy se cumplen diez años de la llegada de la primera Dragon de SpaceX a la Estación Espacial Internacional (EEI). Llevaba a bordo unos 500 kilos de suministros. Para la NASA suponía dejar de depender de los lanzamientos de las cápsulas de carga rusas Progress, de los ATV de la Agencia Espacial Europea, o de los H-II japoneses. Pero, sobre todo, era la primera nave espacial privada que se acoplaba con la Estación.

Le seguiría algo menos de un año más tarde la primera cápsula de carga Cygnus, lo que daba a la NASA redundancia en cuanto a los lanzamientos de carga. Fue el segundo modelo de nave espacial privada en acoplarse a la EEI.

Pero en estos diez años hemos visto también como entraba en servicio la primera nave espacial tripulada diseñada por una empresa privada, la Crew Dragon, que desde su primer lanzamiento de prueba en marzo de 2019 ya lleva siete misiones. Cinco han sido para la NASA, pero dos de ellas han sido misiones privadas, la Inspiration4 y la Axiom Ax-1, algo que hace unos años parecía ciencia ficción.

Y en una curiosa coincidencia cósmica hoy mismo la primera Starliner de Boeing se va a desacoplar hoy mismo de la Estación Espacial Internacional tras haber conseguido, por fin, llegar a ella.

Están siendo, desde luego, unos años interesantísimos para quienes nos apasiona la exploración espacial.

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC