Por @Wicho — 28 de Marzo de 2020

Impresión artística de una Dragon XL en órbita terrestre – SpaceX
Impresión artística de una Dragon XL en órbita terrestre – SpaceX

Con unos meses de retraso sobre lo previsto inicialmente y cuando ya casi se daba el tema por olvidado la NASA ha anunciado que ha contratado con SpaceX el diseño y construcción de una cápsula de carga para la estación lunar Gateway.

El anuncio tenía que haberse producido antes de terminar 2019. Pero no es raro que se produzcan retrasos en este tipo de anuncios. Lo que llevaba a pensar que nunca se produciría es que que la NASA ya no cuenta con la estación Gateway para su intención declarada de volver a poner una misión tripulada sobre la superficie de la Luna en 2024.

Según la agencia no es que no la vayan a construir. Es sólo que han decidido que se la pueden saltar para la misión Artemisa 3, que es la que se supone que pondrá de nuevo al menos dos personas sobre la Luna en 2024. Y razón no les falta: el programa Apolo no usó nada parecido. Así que la NASA anda dándole vueltas a reeditar el esquema para Artemisa 3: un acoplamiento en órbita lunar de una Orión con un módulo lunar que la estará esperando allí.

El problema es que aún no está decidido cómo van a hacerlo. Hay propuestas de Boeing, Blue Origin y Dynetics, y se cree que de SpaceX para ello pero todavía no hay muchos detalles. Sea como sea todas pasarán, de alguna manera u otra, por lanzar la Orión hacia la Luna en un cohete SLS y el módulo lunar en otro SLS o en otro u otros cohetes. Lo que siempre fue bastante increíble es que lo fueran a lograr en 2024. Y con todos estos cambios cada vez lo es más.

Habrá que ver también si la estación Gateway sobrevive a los cambios de criterio de la agencia y de la administración estadounidense. Y más que nunca ahora con toda la incertidumbre acerca de cómo afectará el coronavirus a la economía del país.

En cualquier caso la poco imaginativamente llamada Dragon XL podrá llevar algo más de cinco toneladas de carga repartidas entre su compartimento presurizado y el no presurizado. Como en el caso de las Dragon esta carga estará formada por experimentos científicos y suministros para la estación así como materiales de recolección de muestras y otros artículos que la tripulación pueda necesitar tanto en la estación como durante sus expediciones en la superficie lunar. Será lanzada por un Falcon Heavy.

Impresión artística de la estación Gateway con una cápsula de carga acoplada – NASA
Impresión artística de la estación Gateway con una cápsula de carga acoplada – NASA

A pesar del nombre la Dragon XL no se parece físicamente mucho a sus hermanas pequeñas, aunque compartirá sistema con ellas. Se parece más a las Cygnus, los HTV japoneses o incluso al extinto ATV de la Agencia Espacial Europea. Esto es así porque en principio la NASA no ha incluido entre los requisitos el de traer carga de vuelta, sólo llevarla, así que no necesita la forma aerodinámica de las Dragon para volver a tierra.

Eso sí, la NASA se reserva el derecho de incluir nuevos requisitos en el futuro, con lo que SpaceX podría tener que rediseñarla. O bien la agencia podría encargar a otra empresa la construcción de otro tipo de nave. Para ello dispone de 7.000 millones de dólares para invertir en doce años, aunque las misiones se pueden repartir en 15 años.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros

EUR 11,87

Comprar


Apollo VII – XVII photography book

EUR 47,50 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección