Por @Wicho — 4 de Octubre de 2018

La Shenzhou 11 (arriba) y el Tiangong 2 vistos por el Banxing–2
La Shenzhou 11 (arriba) y el Tiangong 2 vistos por el satélite Banxing–2 - Academia China de las Ciencias

Lanzado en septiembre de 2016 como banco de pruebas para la futura estación espacial china el laboratorio espacial Tiangong 2 terminará su misión con una reentrada controlada en la atmósfera en julio de 2019. Mientras tanto sigue sirviendo como banco de pruebas a la vez que a bordo aún están en marcha algunos experimentos cuyos datos son transmitidos a tierra.

Durante la parte activa de su carrera el Tiangong 2 sirvió como base para para la misión tripulada china más larga hasta la fecha y para probar la cápsula de carga Tianzhou-1, que será la que lleve suministros a la estación espacial.

Los responsables del programa espacial chino afirman, de todos modos, que aparte de conservar combustible suficiente para la maniobra de reentrada el Tiangong 2 incorpora mecanismos de control que se asegurarían de que aunque se perdiera el contacto con él la reentrada se produce en el momento y lugar deseados, a diferencia de lo que sucedió con el Tiangong 1, que terminó reentrando de forma descontrolada aunque sin causar daños.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear