Por @Wicho — 22 de Mayo de 2018

En la plataforma

SpaceX tiene todo listo en el complejo de lanzamiento 4E de la Base de las Fuerzas Aéreas de Vandenberg para el lanzamiento de cinco nuevos satélites Iridium-Next y de los dos satélites de la misión Grace-FO.

Arriba los Grace-FO, abajo los Iridium-NextSe trata de los Iridium-Next número 110, 147, 152, 161 y 162, que llevarán a 55 el total de satélites en órbita de la nueva generación de este sistema de telefonía global y transmisión de datos. Quedan otros veinte por lanzar para alcanzar el objetivo de tener 66 activos y nueve de repuesto en órbita con otros nueve de repuesto en tierra listos para ser lanzado si fuera necesario.

Iridium-Next ofrece sobre todo mejoras en la transmisión de datos, que puede alcanzar 128 kbit/s en terminales móviles, hasta 1,5 Mbit/s a terminales instaladas en embarcaciones y hasta 8 Mbit/s a estaciones fijas aunque transportables. También llevan transpondedores ADS-B de Aireon que permitirán recibir datos de aviones en vuelo aún en lugares remotos y sin cobertura de estaciones en tierra. Y 58 de los nuevos satélites llevan también transpondedores para el AIS o Sistema de Identificación Automática, un servicio que permite a las embarcaciones comunicar su posición y otras informaciones relevantes.

Grace-FO 1 y Grace-FO 2 por su parte son los dos satélites que forman la misión Grace Follow–On, que es una extensión de la misión Grace, de Gravity Recovery and Climate Experiment, Experimento de Clima y Recuperación Gravitatoria, que estuvo en servicio entre 2002 y 2017, sobrepasando de largo los cinco años de duración previstos inicialmente.

Grace–FO en órbita

Los dos satélites vuelan en formación y miden continuamente sus posiciones relativas gracias al GPS y un sistema de microondas que transmite señales entre ambos. Cualquier movimiento de uno de ellos es debido a una variación en el campo gravitatorio terrestre, que es lo que miden con extremada precisión.

Los datos que obtienen sirven tanto para medir las variaciones causadas por el desplazamiento de agua debido alas corrientes oceánicas o a los acuíferos, así como variaciones en las capas de hielo y en la propia corteza terrestre. Y con estos datos podemos comprender algo mejor las variaciones del clima como algunos fenómenos geológicos.

Grace–FO durante las pruebas en tierra

Grace–FO utiliza satélites prácticamente idénticos a los de la misión original, aunque con componentes más modernos y un sistema extra de medición de la posición relativa de los satélites basado en láser para darle aún más precisión. Se espera que duren al menos cinco años.

El Falcon 9 que los va a poner a todos en órbita utilizará la misma primera etapa que puso en órbita el misterioso satélite Zuma (también conocido como el satélite de Schrödinger). Como es una primera etapa bloque 4 no intentarán recuperarla en el just Read The Instructions, pues SpaceX está en plena transición a los Falcon 9 bloque 5. Sí intentarán recuperar la cofia, para lo que Mr. Steven salía del puerto a eso de las 8 de la mañana, hora peninsular española, del día 21.

El lanzamiento está previsto para las 21:47, hora peninsular española, del 22 de mayo de 2018, y como es habitual SpaceX lo retransmitirá en directo

Es el décimo lanzamiento de SpaceX en 2018.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear