Por @Wicho — 12 de Noviembre de 2022

El SLS visto de frente sobre su transporte en lo alto de la plataforma de lanzamiento con un cielo azul de fondo en el que apenas queda alguna nube
El SLS en la plataforma de lanzamiento tras el paso de Nicole – NASA

Una vez analizados los datos e inspeccionados el cohete SLS, la cápsula Orión, la torre y la plataforma de lanzamiento, y los demás sistemas asociados tras el paso del huracán Nicole, la NASA confirma que intentará lanzar la misión Artemisa I hacia la Luna el día 16. La ventana de lanzamiento, que dura dos horas, se abre a las 1:04 locales, las 7:04 en horario peninsular español (UTC +1).

El lanzamiento estaba programado para el día 14 antes de que la aproximación de Nicole obligara a la NASA a posponerlo.

Jim Free, el Administrador adjunto para el desarrollo de sistemas de exploración, que es la división de la NASA responsable de la misión, informó de que Nicole apenas dejó algunos daños leves: una raja en las cubiertas que protegen de la lluvia, agua en la pasarela de acceso de la tripulación, uno de los umbilicales desplazado de su sitio pero que ya ha sido colocado de nuevo en él; y medidas raras en uno de los umbilicales eléctricos por lo que probablemente se cambiará en conector asociado. Pero, en palabras de Free, nada que en principio impida intentar lanzar el 16.

La agencia colocó un par de anemómetros portátiles a distintas alturas en la torre de lanzamiento y cintas que vigilaban con cámaras de alta resolución para ver el efecto del viento. Ninguna de las mediciones obtenidas ahí se pasaron del límite de los 74 nudos para los que está certificado el cohete. Y añadió que esa cifra aún tiene un 25 % extra de margen de seguridad. Así que en ese sentido, están tranquilos aunque en otros anemómetros próximos sí se hayan rebasado esos límites.

Dejar el SLS en la plataforma de lanzamiento no era la opción favorita de la agencia. Pero es que para cuando quedó claro que Nicole iba a seguir cogiendo fuerza y convertirse en un huracán tampoco daba tiempo de llevarlo de vuelta al Edificio de ensamblado de vehículos (VAB) para protegerlo. La agencia estimó, además, que los traqueteos del desplazamiento más el riesgo de que lo alcanzarán vientos fuertes durante el viaje de vuelta al VAB suponían un riesgo mayor que dejarlo en la plataforma.

El personal de la agencia y de las empresas asociadas al lanzamiento están ahora mismo encendiendo los elementos del cohete y de la cápsula Orión para confirmar que todos los sistemas están en buen estado. Mañana domingo llevarán a cabo las pruebas finales estándar relacionadas con el software y el hardware previas al lanzamiento. Una vez terminadas, el equipo de la misión se reunirá el domingo por la tarde para comprobar que todo está listo para el lanzamiento y así poder poner en marcha la cuenta atrás a las 1:24 locales del lunes 14.

Hasta la Luna y más allá

El objetivo de Artemisa I es colocar una cápsula Orión no tripulada en órbita alrededor de la Luna y traerla de vuelta. Pero volará vacía por si acaso. Probará los sistemas de maniobra y control y de comunicaciones, así como una versión reducida del sistema de soporte vital. Y, sobre todo, probará el escudo térmico a velocidades de reentrada lunares, ni más ni menos que Mach 32. Eso genera mucho más calor que una reentrada desde órbita baja terrestre o incluso que la de la misión de prueba EFT-1 de 2014.

Está previsto que sea la primera de una serie de misiones cada vez más complejas que lleven al aterrizaje de la misión tripulada Artemisa III sobre la superficie de la Luna y el eventual establecimiento de una base lunar. Pero aunque la NASA sigue diciendo que lanzará Artemisa I en 2025, parece poco probable, cuando no imposible. Entre otras cosas porque el aterrizador lunar y los trajes espaciales que necesita para la misión aún están en fases muy iniciales de su desarrollo. Y es altamente improbable que estén listos a tiempo.

No hay que olvidar tampoco que hasta ahora la NASA nunca ha conseguido terminar la cuenta atrás del lanzamiento del SLS a pesar de haberlo intentado ya en tres ocasiones. Así que veremos qué sucede el día 16. Si no lo logran, la siguiente fecha disponible es el 19.

Yo sigo creyendo que hay menos de un 50 % de probabilidades que el SLS despegue antes de que termine el año. Pero me gustaría equivocarme.

El SLS está en Twitter como @NASA_SLS; el equipo de tierra de la NASA que lo gestiona está en @NASAGroundSys. La Orión es @NASA_Orion. El programa Artemisa es @NASA_Artemis. Todas ellas están en mi lista de Twitter de cuentas relacionadas con el espacio.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo