Por @Wicho — 24 de Septiembre de 2022

El SLS en la plataforma de lanzamiento frente a un cielo anaranjado con nubes oscuras
El SLS en la plataforma de lanzamiento – NASA

Con las previsiones de que la tormenta tropical Ian pueda afectar Florida, la NASA ha anunciado que no va a intentar lanzar la misión Artemisa I hacia la Luna el martes 27 de septiembre. En su lugar van a empezar a configurar el cohete SLS que la tiene que lanzar, su transportador, y los sistemas de tierra para un posible retorno del cohete al Edificio de ensamblado de vehículos (VAB). En él estaría perfectamente protegido de los efectos de la tormenta o incluso de sus efectos si termina por convertirse en un huracán.

Pero se reservan la decisión de empezar a moverlo al VAB hasta el domingo por la mañana, hora de Florida. Esto les da un día más de margen. Así, si las previsiones indican que Ian va a ir hacia el oeste y que el Centro Espacial Kennedy se libra, pueden dejar el cohete en la plataforma e intentar el lanzamiento el 1 o el 2 de octubre; para el 28 probablemente no tendrían tiempo de reconfigurar las cosas. Si Ian no lía las cosas, el 3 de octubre no es válido para lanzar Artemisa I porque está previsto el lanzamiento de la misión tripulada Crew-5 a la Estación Espacial Internacional. Aunque si Ian lía las cosas también habrá que aplazar el lanzamiento de esta tripulación: despega, literalmente, de la plataforma de al lado de la que tutilizará Artemisa I.

Mapas con las predicciones de eolución de Ian en los próximos días que indican claramente que pasará sobre Florida
Predicciones de evolución de Ian – NOAA

Si, por el contrario, deciden llevarse el SLS al VAB, tendrán la oportunidad de revisar el sistema de autodestrucción del cohete (FTS), que lleva más de 25 días caducado. Pero a cambio esto hará que tengan que esperar a la ventana de lanzamiento que va del 17 al 31 de octubre, si llegan, que es la ventana por la que en esta casa llevamos apostando un tiempo. Si no, tendrá que ser en la ventana que va del 12 al 27 de noviembre.

Sin embargo, cada día que de retraso del lanzamiento es un problema para la agencia, no sólo por la presión por lanzarlo de una vez tras doce años de desarrollo y seis de retraso sobre la fecha inicial de lanzamiento prevista. Y con muchos miles de millones de dólares de sobrecoste. Es que además hay componentes que empiezan a estar quedándose viejos porque llevan mucho tiempo ensamblados; en especial los propulsores laterales de combustible sólido.

El SLS está en Twitter como @NASA_SLS; el equipo de tierra de la NASA que lo gestiona está en @NASAGroundSys. La Orión es @NASA_Orion. El programa Artemisa es @NASA_Artemis. Todas ellas están en mi lista de Twitter de cuentas relacionadas con el espacio.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo