Por @Wicho — 29 de Junio de 2022

Impresión artística de un SLS despegando – NASA
Impresión artística de un SLS despegando – NASA

El 22 de junio la NASA consiguió por fin cargar de propelentes el cohete SLS. La prueba se quedó corta. Pero durante el pasado fin de semana consiguieron activar y comprobar el funcionamiento del sistema que controla el movimiento de las toberas de los propulsores de combustible sólido del cohete. Y con los resultados obtenidos de ambas pruebas la agencia cree que podrá hacer el primer lanzamiento del cohete a finales de agosto. Llevará a bordo una cápsula Orión en la misión Artemisa 1 (oficialmente Artemisa I).

De agosto de 2022. Porque el SLS, concebido en 2010, tenía que haber volado por primera vez en 2016. Y luego en numerosas ocasiones más, todas ellas incumplidas. Aunque parece que esta vez puede ser la buena porque al menos el cohete está en la plataforma de lanzamiento.

Pero antes de despegar aún tiene que volver al Edificio de Ensamblado de Vehículos. El viaje es para arreglar una junta en un conector de hidrógeno líquido de la segunda etapa que tiene una fuga y para instalar y probar el sistema de autodestrucción que se encargará de hacerlo explotar en vuelo si algo va mal.

Para eso son necesarias varias semanas de trabajo. Así que aunque había una ventana de lanzamiento que va del 29 de junio al 12 de julio, es obvio que no llegan a esa. Con lo que toca ir a por la siguiente, que va del 23 de agosto al 7 de septiembre, pero sin incluir el 30 ni el 31 de agosto ni el 1 de septiembre. En esos tres días la combinación de las posiciones relativas de la Tierra y la Luna hacen imposible que se cumplan los criterios de lanzamiento que la agencia ha estipulado para la misión:

  • El día de lanzamiento la Luna tiene que estar en la posición adecuada en su órbita para que la etapa superior del SLS pueda hacer la maniobra de inyección translunar –la que la sacar de la órbita terrestre y la lanza hacia la Luna– de tal forma que pueda interceptar la Luna y entrar en la órbita lunar retrógrada lejana programada para la misión.
  • La trayectoria resultante para un día determinado debe garantizar que Orión no esté en la oscuridad durante más de 90 minutos seguidos para que los paneles solares puedan recibir y convertir la luz solar en electricidad y la nave pueda mantener un rango de temperatura óptimo.
  • La fecha de lanzamiento debe ser compatible con una trayectoria que permita la reentrada por saltos programada. Es una maniobra en la que la Orión entrará en la parte superior de la atmósfera terrestre para perder velocidad y al mismo tiempo saltar fuera de ella, y luego volver a entrar para el descenso final y el amerizaje. Esta técnica permite reducir las fuerzas experimentarán las tripulaciones, y a mantener las cargas estructurales de la nave dentro de los límites de diseño.
  • La fecha de lanzamiento debe un amerizaje de día para facilitar las tareas de localización y recuperación de la nave

La ventana de lanzamiento del día 23 de agosto se abre a las 12:26, hora peninsular española (UTC +2) y dura 42 minutos. La del 7 de septiembre se abre a las 00:57 y dura 24 minutos.

Otras ventanas de lanzamiento de 2022 van del 20 de septiembre al 4 de octubre, sin incluir el 29; del 17 al 31 de octubre, sin incluir el 24, 25, 26 ni el 28; del 12 al 27 de noviembre, sin incluir el 20, 21 ni el 26; y del 9 al 23 de diciembre, sin incluir el 10, 14, 18 ni el 23.

Impresión artística de la cápsula Orión de la misión Artemisa I sobrevolando la Luna con la Tierra al fondo – NASA/Liam Yanulis
Impresión artística de la cápsula Orión de la misión Artemisa I sobrevolando la Luna con la Tierra al fondo – NASA/Liam Yanulis

La misión Artemisa I tiene como objetivo enviar una cápsula Orión no tripulada hacia la Luna, ponerla en órbita alrededor de ella, y traerla de vuelta a la Tierra de una pieza. Aparte de los datos sobre el funcionamiento de la cápsula, el comandante Moonikin Campos y los maniquíes Helga y Zohar se encargarán de recoger datos acerca de cómo afectará una futura misión tripulada a las personas que vayan a bordo.

Es el preludio necesario de la misión Artemisa II, en la que una tripulación de cuatro personas viajará hasta la Luna y la orbitará de forma muy similar a la misión Apolo 8 de 1968. Y después vendrá Artemisa III, en la que dos personas pisarán la Luna por primera vez desde 1972. Las fechas teóricas para ambas misiones son 2024 y 2025, si todo va bien con Artemisa 1. Pero la NASA aún no tiene los trajes espaciales ni el aterrizador lunar para Artemisa 3, así que lo más probable es que se retrase.

El SLS está en Twitter como @NASA_SLS; el equipo de tierra de la NASA que lo gestiona está en @NASAGroundSys. La Orión es @NASA_Orion. El programa Artemisa es @NASA_Artemis. Todas ellas están en mi lista de Twitter de cuentas relacionadas con el espacio.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo