Por @Wicho — 24 de Marzo de 2022

Una astronauta del programa Artemisa observando la superficie de la Luna desde su nave – NASA
Una astronauta del programa Artemisa observando la superficie de la Luna desde su nave – NASA

La NASA anunciaba ayer que quiere adquirir un segundo aterrizador lunar para el programa Artemisa y que para ello pide propuestas a empresas estadounidenses. La idea es disponer de un aterrizador distinto al que ya está construyendo SpaceX, lo que da redundancia al programa en ese sentido.

El programa Artemisa tiene como objetivo retomar las misiones tripuladas a la Luna. Y también el de colocar la primera mujer y la primera persona de color sobre su superficie, lo que ocurrirá en la misión Artemisa 3, prevista de forma extremadamente optimista para 2025.

Ese aterrizador tendrá la capacidad de atracar en la estación lunar Gateway, dónde las tripulaciones pasarán de la cápsula Orión que las haya llevado hasta allí, al aterrizador. Serán vehículos reutilizables. Así la agencia cuenta con poder aumentar la cadencia de misiones a la superficie de la Luna una vez que los dos estén en servicio. Bill Nelson, el director de la NASA, habla de un alunizaje al año durante al menos una década. Aunque, como siempre, habrá que ver si se mantiene la voluntad política de financiar los costes de este programa, por mucho que se venda como un primer paso hacia Marte. Porque va a costar una pasta gansa.

En el mismo anuncio la NASA informaba de que ha optado de extender el contrato de SpaceX para construir el primer aterrizador del programa Artemisa de tal forma que las dos primeras misiones tripuladas a la superficie de la Luna del programa volarán en él. Y con toda seguridad en el futuro se le contratarán más misiones.

Impresión artística del aterrizador lunar de SpaceX sobre la Luna – NASA/SpaceX
Impresión artística del aterrizador lunar de SpaceX sobre la Luna – NASA/SpaceX

SpaceX no se puede presentar a este nuevo concurso –no tendía mucho sentido, todo sea dicho— así que habrá que ver quién se presenta. Aunque seguro que Blue Origin, la empresa de Jeff Bezos lo hace. Y casi a ver si gana y Bezos deja de dar por saco.

Es también posible que Boeing se vuelva a presentar tras quedar excluida en una fase muy temprana del concurso anterior. Aunque juega contra la veterana empresa aeroespacial la incomparecencia de su cápsula tripulada Starliner. Y los retrasos acumulados con la construcción del SLS, el enorme cohete que, de hecho tendrá que lanzar las cápsulas Orión. Tanto el SLS como la Starliner manejan ahora mayo como fecha de sus lanzamientos. Pero me parece una fecha un poco cogida por los pelos a pesar de que el SLS ya esté en la plataforma de lanzamiento para hacer pruebas. Mayo de 2022, ojo.

El programa está en Twitter como @NASAArtemis.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

CEV: Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma