Por @Wicho — 16 de Agosto de 2018

Prueba del sistema de escape de la cápsula tripulada

El primer ministro indio, en su discurso del día de la independencia de 2018, ha anunciado que el país lanzará su primera misión tripulada en 2022 o incluso antes:

Cuando la India celebre sus 75 años de independencia en 2022, y si es posible incluso antes, un hijo o una hija de la India participará en una misión espacial tripulada a bordo de Gaganyaan llevando la bandera nacional.

Con esto la India se convertiría en el cuarto país en tener un programa espacial tripulado propio tras la Unión Soviética (ahora Rusia, claro), los Estados Unidos y China.

Pero hasta la fecha sólo ha habido tres pruebas reales de cara a la puesta en marcha del programa tripulado. Una la del Space Recovery Experiment, una cápsula que estuvo en órbita 12 días a principios de 2007 y que sirvió para probar el escudo térmico y los paracaídas, aunque se trataba de una cápsula de 1,6 metros de longitud y 2 metros de diámetro en su base. Otra la de un lanzamiento suborbital de pruebas del GSLV Mk. III el 13 de febrero de 2014 en el que una cápsula simulada pero ya de un tamaño más real hizo un simulacro de reentrada de cara a obtener datos sobre el funcionamiento del escudo térmico y de los paracaídas. Y la última hasta ahora el 6 de julio de 2018 en la que se probó el sistema de escape de la cápsula.

Así que el anuncio del primer ministro deja apenas cuatro años a la Agencia India de Investigación Espacial, ISRO por sus siglas en inglés, para terminar de definir qué tipo de nave será en la que viaje esa persona, construirla, y certificarla para el vuelo tripulado. Y tres cuartos de lo mismo a la hora de decidir qué cohete utilizarán para su lanzamiento, aunque en este caso bastaría con certificar el GSLV Mk. III para misiones tripuladas, lo que en cualquier caso tampoco es trivial.

Mi impresión es que por mucho dinero que el gobierno indio pueda dedicar a partir de ahora al programa espacial tripulado –que iba sobreviviendo arañando fondos de otras partidas– va a ser imposible que se cumpla su promesa porque el tiempo va a ser insuficiente. Aunque puedo estar equivocado: no hay que olvidar que la India es, por ahora, el único país que ha conseguido enviar con éxito una misión a Marte al primer intento y que además o hizo con un presupuesto menor que el de la película El marciano.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear