Por @Wicho — 7 de Enero de 2020

El lanzamiento número 79 de un Falcon 9 –77 de ellos con éxito– ha permitido a SpaceX poner en órbita de una tacada 60 satélites más de su constelación Starlink. El momento del despliegue se puede seguir una hora y cuarenta segundos después del lanzamiento.

Starlink, que según los planes iniciales constará de 12.000 satélites, aunque hay planes para expandirla hasta los 42.000, tiene como objetivo dar acceso a Internet a toda la población mundial, aunque aún están por anunciar los precios y la forma de comercialización.

Con este lanzamiento SpaceX tiene en órbita 182 satélites Starlink si incluimos los dos iniciales de prueba lanzados en febrero de 2018 junto con el satélite español Paz. Eso lo convierte en la mayor operadora de satélites del mundo. Y tiene previstos otros dos lanzamientos Starlink más antes de que termine enero y mantener una cadencia similar el resto del año. Con esto calcula tener en órbita 720 satélites a mediados de año, lo que le permitirá empezar a dar servicio en ciertas zonas con las prestaciones esperadas del sistema.

Despliegue de los satélites – SpaceX
Despliegue de los satélites – SpaceX

Además de poner en órbita los 60 satélites, lo que era el objetivo de la misión, la primera etapa del Falcon 9 conseguía aterrizar de vuelta en el espaciopuerto flotante Of Course I Still Love You, con lo que sera traída a puerto para ser preparada para su quinto lanzamiento.

Lo que no consiguieron fue cazar las dos mitades de la cofia protectora con los barcos «cazacofias» Ms. Tree y Ms. Chief, aunque dicen que fallaron por poco. Lo que harán será pescarlas de la superficie del mar y traerlas también a puerto para ver si se pueden volver a utilizar.

Uno de los satélites de este lanzamiento, que ha sido bautizado de forma no oficial por la comunidad espaciotrastornada como Darksat está tratado con un recubrimiento especial diseñado para que refleje menos luz para intentar causar menos problemas a los astrónomos que, cada vez más, van a ver cómo los satélites de esta y otras constelaciones se cruzan en el campo visual de sus instrumentos. SpaceX promete, además, publica con tiempo las predicciones orbitales de todos ellos para que puedan ajustar los momentos de sus observaciones. Quienes simplemente quieran disfrutar del cielo nocturno tampoco lo tendrán fácil.

Los 60 satélites recién colocados en órbita por ahora están muy juntos por lo que en los próximos días se podrá ver el «tren» que forman mientras se van separando para alcanzar sus respectivas posiciones en órbita. En Heavens Above hay una página para seguirlos. Y, si te registras y le dices dónde estás, te avisará de cuando puedes verlos. En Celestrack acaban de estrenar una herramienta similar. Quienes han visto uno de estos trenes de satélites dicen que son todo un espectáculo.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD