Por @Wicho — 26 de Julio de 2018

Tras varios intentos de lanzamiento que hubo que cancelar por fin el Stratos III despegaba a las 3:30 del 26 de julio de 2018, hora peninsular española. Fabricado por estudiantes de la Universidad Técnica de Delft tenía como objetivo de batir el récord de altura para este tipo de cohetes, que actualmente está en 32,3 kilómetros. Pero desafortunadamente el cohete se desintegró en el aire unos 20 segundos después del lanzamiento.

Al lanzar por la noche la toma en luz visible no es muy buena, pero «la anomalía» se aprecia claramente en las imágenes en infrarrojos de abajo a la derecha, aunque esa especie de halo que aparece un par de segundos antes de la explosión es que la cámara perdió el enfoque.

Todas las piezas cayeron al mar dentro de la zona de seguridad; ahora queda averiguar el motivo de la explosión, que es otra forma de aprender.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear